1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. Muerto el perro se acabó la rabia, las sorprendentes tesis de Javier Urra

EL ARGUMENTO INSÓLITO

Muerto el perro se acabó la rabia, las sorprendentes tesis de Javier Urra

El primer Defensor del Menor de Madrid, el psicólogo Javier Urra, planteó en San Sebastián, en el marco de los cursos de verano de la UPV, la tesis sorprendente de la "salida ética".

Hechosdehoy / Juan Araluce Letamendía
Etiquetado en:
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

He leído las declaraciones que el psicólogo Javier Urra ha hecho en los cursos de verano de la Universidad del País Vasco y me he quedado estupefacto.

El que fuera Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid se preguntó en su intervención, refiriéndose a violadores y pederastas a los que había tratado como profesional: "¿Yo le tengo que decir a alguno de los jóvenes con los que he trabajado: mírate al espejo y plantéate tu futuro y, sobre todo, plantéate si te merece la pena seguir viviendo? Yo creo que sí". Le preguntaron si se estaba refiriendo al suicidio y contestó que sí.

Tenía al señor Urra como persona razonable pero tras escuchar estas declaraciones me he quedado de piedra y me han entrado escalofríos de pensar que una persona así se dedica profesionalmente como psicólogo a tratar a enfermos -por muy peligrosos que sean- y que su terapia sea la de eliminar al enfermo para acabar con la enfermedad. El dicho de toda la vida: "Muerto el perro se acabó la rabia". Drástica terapia pero desde luego efectiva.

Luego de leer estas declaraciones le he oído decir en la radio que él no es partidario de la pena de muerte. Desde luego uno se mancha menos si es el propio reo el que ejecuta su sentencia, aunque como en este caso haya que darle un empujoncito.

Mi estupor ha ido en aumento al leer los comentarios a la noticia de los lectores de diversos periódicos. Muchos de ellos apoyaban la iniciativa. Y yo me pregunto: ¿por qué limitar tan efectiva terapia a los violadores en serie y a los pederastas? Ya la escritora Espido Freire, directora en el mismo marco de la UPV del curso Los malos del cuento: cómo sobrevivir entre personas tóxicas, apuntaba qué sucede con los "psicópatas de guante blanco, que han llevado a este país a la ruina" y que "no están pagando por sus delitos" o que sólo lo hacen “un poquito a nivel de reputación”…

Si una sociedad se ve incapaz de defender a las víctimas de las atrocidades de enfermos mentales y si los terapeutas que se dedican a tratarlos profesionalmente ven en el suicidio del enfermo la única solución eficaz a este -por otra parte, terrible- problema, mal andamos.

Pero lo que más me ha llamado la atención de la disparatada argumentación ética-psicológica-jurídica del señor Urra es que recomienda el suicidio como "salida ética" para el propio delincuente: "En algún caso lo he hecho (plantear esta salida a un paciente) porque no ha pagado con la Justicia. Habrá pagado, pero no consigo mismo, con la sociedad y, sobre todo, si sabe que va a reincidir". Y al preguntarle si a tenor de estas palabras, estaba sugiriendo que la mejor salida para estas personas sería el suicidio, afirma: "¿Éticamente? ¿Consigo mismo y con la sociedad? Posiblemente sí. Eso es lo que estoy sugiriendo". Como titulaba su columna en El Mundo sobre este mismo tema Arcadi Espada: "!Si es por tu bien, matao!".


Juan Araluce Letamendía es Presidente del Consejo Editorial de Hechos de Hoy y de la alianza Media World.

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone

ARCHIVO DEL AUTOR

Menú