1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. Mario Draghi optó por medidas de prudencia para los bancos griegos

DECISIÓN CORRECTA

Mario Draghi optó por medidas de prudencia para los bancos griegos

El Consejo del Banco Central Europeo (BCE) decidió, en su reunión urgente, mantener en 89.000 millones de euros los préstamos de emergencia para los bancos griegos.

Hechosdehoy / Antonio Gallardo
Etiquetado en:
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

El Banco Central Europeo (BCE) y Mario Draghi mantienen un mínimo de esperanza mientras Grecia comienza a prepararse para lo peor

Algunos esperaban el portazo del Banco Central Europeo, pero este, actuó con coherencia este domingo manteniendo la posibilidad de créditos extraordinarios a sus bancos, que este lunes pueden verse abocados al “corralito”

El lunes pasado -asunto que destacó Hechos de Hoy- las bolsas reaccionaban con inusitado optimismo ante la posibilidad de un acuerdo entre Grecia y el Eurogrupo antes del gran vencimiento de deuda este próximo martes. En ese borrador, Grecia traspasaba algunas de las que había definido como líneas rojas con respecto a impuestos o pensiones, un punto fundamental para Europa pero con ello había levantado críticas entre su propio partido. Así las cosas, avanzaron los días enturbiándose la situación hasta llegar a un punto en el que los acreedores griegos se han quedado con casi nulo margen a la negociación, la decisión de convocar un referéndum para decidir o No al acuerdo.

Si se analiza políticamente, de acuerdo a las necesidades de Alexis Tsipras y su gobierno de Syriza, la decisión es tan poco valiente como cómoda, ya que le limpia de responsabilidades delegándolas en el pueblo, pero tensando la situación hasta un límite insoportable para el Eurogrupo. Tras cinco largos meses de tiras y afloja, una nueva prórroga sujeta un resultado más que dudoso no podía aprobarse y toca prepararse para la peor de la situaciones.

Aunque el Plan B existe y desde hace muchos meses, toca disimular y decir que empieza a prepararse para ello. Lo contrario sería transmitir la imagen de que la Unión Europea no apostaba por el acuerdo, y en este difícil escenario que nos viene encima, la imagen de credibilidad es más que importante.

La pelota en el tejado de Grecia

En este contexto, la decisión de Mario Draghi y el Banco Central Europeo es la más inteligente. Si se hubiera cerrado esta posibilidad de financiación extraordinaria a unos bancos que han perdido 1.000 millones en retiradas en cajeros en el fin de semana, la restricción en lo movimientos bancarios, el “corralito” sería inevitable. Esto no significa que Grecia no lo acuerde en las próximas horas, pero el mensaje ahora mismo es otro, Europa mantiene la mano tendida o la posibilidad de un acuerdo y es Grecia la que pone trabas.

La coyuntura esta ahora más cercana el Grexit, a la salida del euro, que nunca, pero esta semana pueden pasar muchas cosas. La pelota ahora mismo está en el tejado griego que previsiblemente decretará algún tipo de restricción a la retirada de fondos, un “corralito” que puede enervar los ánimos de la población.

La reacción de esta y como la maneje el gobierno griego es clave. Pero también lo es el papel del Fondo Monetario Internacional, que de manos de Christine Lagarde ha estado muy prudente y conciliadora en este fin de semana.

¿Qué pasará tras no poder pagar el vencimiento del día 30? Visto lo que ha hecho el Banco Central Europeo lo más probable es que se siga con la vía de no dar el portazo, es decir de no considerar a Grecia en default o situación de impago, al menos temporalmente. Con ello, se buscará gestos por parte de Grecia, una última oportunidad ya al borde del abismo. Estas pueden ser una retirada del referéndum o incluso que se tense la cuerda hasta el domingo y que el resultado sea positivo a favor del acuerdo. Si se celebra y es negativo, la situación si llegaría a un punto de difícil retorno.

Es una baza arriesgada pero Europa puede jugarla si sabe contener unos mercados nerviosos que consistan en una semana retardar el Plan B de reafirmación del euro como moneda fuerte e irreversible. Europa parece querer apostar por una firmeza contenida y esta solución deja poco margen al populismo de Syriza. La puerta al acuerdo sigue abierta, pero cada día es más estrecha.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú