1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. La pesca de lucios en época de freza: cebos, costumbres, precauciones

COMIENZO DE TEMPORADA

La pesca de lucios en época de freza: cebos, costumbres, precauciones

A la hora de encontrar nuestro rival tenemos que tener en cuenta dos aspectos. Es la época que se acerca más a las orillas y también busca aporte de nutrientes.

Hechosdehoy / Luis Naharro
Etiquetado en: ·
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

El arranque de la pesca de lucios en este mes de febrero nos anticipa el comienzo de temporada. La época es algo variable, ya que depende del momento de la freza que a su vez cambia según las condiciones climáticas. Inviernos cálidos anticipan el frío y las grandes nevadas por el contrario, alargan la freza hasta marzo.

En general, aunque el lucio ofrece muy buenas oportunidades casi todo el año -la excepción es verano en el sur, con altas temperaturas- la época en la que presenta más actividad y mejores opciones para la pesca es el otoño. En estos meses, necesita alimentarse abundantemente de cara al invierno y la freza. Pero el desgaste de la misma hace que tras finalizar la misma, en pleno invierno, si las aguas están en buenas condiciones, tengamos buenas opciones de pesca, especialmente de grandes hembras que necesitan recuperar temperatura.

También el tiempo juega a nuestro favor. Cada día notamos que las jornadas son más largas, y nos permite aprovechar mejor las horas de la tarde, que en general son las de mayor de actividad. Olvídate de los fríos amaneceres y mañanas que además de ser incomodas para el pescador son las de menor movimiento para el lucio.

A la hora de encontrar nuestro rival tenemos que tener en cuenta dos aspectos. Es la época que se acerca más a las orillas y también busca aporte de nutrientes. Para esto segundo, la existencia de entradas de agua y pequeños cauces tributarios, nos dará una mayor garantía para encontrar una buena presa. Este acercamiento a la orilla facilita el lance pero también nos obligar a ser muy sigilosos.

Como veremos más adelante en la pesca del lucio en época de presa hay que ser muy precavido y evitar señuelos escandalosos. Eso lleva a que detectado el lugar ideal, debemos explotarlo en su totalidad, intentando lanzar siempre por detrás de obstáculos si los hubiera (troncos, algas…). También es importante que la velocidad de recogida sea especialmente suave y lenta.

Que cebo utilizar

Un lucio hambriento es más fácil de provocar. Una de las mejores opciones son las cucharillas ondulantes y plomadas. Los peces artificiales y vinilos también son muy eficaces, eso sí, si pescamos en río, especialmente en la zona norte lo haremos en ríos que irán ganando caudal rápidamente por el deshielo, y por ello deberemos buscar profundizar. El tamaño de los artificiales debe ser más pequeño de lo habitual.

Los lucios, especialmente las hembras están cansadas y por ello, no le atraerán tanto los artificiales de más de 12 cm y si mas los que estén entre 7 y 11 cm. Usaremos los diseñados para profundidad intermedia, de alrededor de 1-2 metros de profundidad. No hace falta que sean excesivamente ruidosos pero si que tengan un movimiento estimulante para nuestro rival.

Esta necesidad de profundidad se añade a los que busquen su captura pescando a mosca. Si usamos streamers, que sean pesados y con líneas de hundimiento (esencialmente lento).

Si empezamos la “campaña de invierno” con pocas capturas no nos desanimemos. Seguramente hayamos comenzado antes de que el lucio haya arrancado su actividad. Si somos perseverantes y vamos bajando al río o el embalse varias veces, más temprano que tarde lograremos una gran jornada de pesca de lucios al final del invierno.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone

ARCHIVO DEL AUTOR

Menú