1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. Elecciones en Grecia sin pánico pero con el riesgo de la salida del euro

DE MOSCÚ A ATENAS

Elecciones en Grecia sin pánico pero con el riesgo de la salida del euro

Rusia preocupa más que Grecia. Los cortafuegos son la mejora del sistema financiero en Europa y la mayor estabilidad presupuestaria. Pero atención a los peligros. JPMorgan no descartó la fractura.

Hechosdehoy / Antonio Gallardo
Etiquetado en: ·
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

El terremoto griego sacudió el lunes los mercados de deuda y de valores europeos. Aunque el escenario de elecciones anticipadas en Grecia ya estaba más o menos previsto por casi todos, la confirmación final y todo lo sucedido en las siguientes horas –decisión de Fondo Monetario Internacional (FMI), declaraciones del líder de Syriza– tuvieron un efecto no descontado totalmente por el mercado.

La razón principal, es que en economía, una ciencia social bastante inexacta, nos movemos fundamentalmente por previsiones, probabilidades y expectativas. Nadie sabe que pasará con Grecia. De hecho es bastante improbable que el escenario más catastrofista se imponga, pero sólo la existencia de una posibilidad lleva al temor y a movimientos bruscos en el mercado. Esto es debido por un lado por llegar a una coyuntura bastante desconocida, una primera expulsión de un país de la Zona euro y por otro lado a que estos problemas se contagien a otros países.

Partimos de lo que ocurra de manera más probable -incluido en todos los escenarios en los que movemos ahora y desencadenante de las preocupaciones futuras-, la casi segura, según los datos de las últimas encuestas, victoria de Syriza en las elecciones del 25 de enero. Pero esto en si, no es ni bueno ni malo. Se tienen que dar otros condicionantes para que la situación empeore. El primero es ya algo menos probable. Que consiga formar un gobierno estable, la mayoría absoluta está muy lejana. Es más, puede tomar su propia medicina en forma de la misma inestabilidad que ha sufrido el actual primer ministro Antonis Samarás y acabar en un gobierno efímero que vuelva a convocar elecciones a corto plazo.

En caso de conseguir esta estabilidad tendría que aplicar las políticas que ha anunciado en la oposición. Y de primeras, sin llegar al poder, ya el lunes moderó algo su discurso. Si llevara a cabo un impago de la deuda y se produjera una ruptura con la Unión Europea y expulsión de la Zona euro, tendríamos un nuevo brote de crisis, limitado, pero importante, ya que verdaderamente el peso de la economía griega en el total de la Unión Europea es pequeño. Pero el escenario más probable es que se acabe con una renegociación con la troika –Comisión Europea, Banco Central Europeo (BCE) y Fondo Monetario Internacional (FMI)- que finalice consiguiendo mejores condiciones de pago, es decir, una victoria para griegos pero también para la Unión Europea. Sin vencedores ni vencidos.

El principal riesgo por tanto no es Grecia, sino que estos planteamientos triunfen en otras economías con un peso bastante mayor que el griego. Esta preocupación no sólo está en España con Podemos, sino incluso en Francia con el Frente Nacional, partidos de ideología muy distinta, pero con planteamientos similares contrarios a las políticas actuales de la Unión Europea.

En este caso las probabilidades existen, pero desde luego son incluso menores. El debate en España sobre un posible pacto PP-PSOE se relaciona con todo ello y tiene más una lectura económica que incluso política, por la necesidad de estabilidad. Escucharemos muchas cosas este año, pero lo cierto es que después de las elecciones entran en juego realidades que se impondrán a los discursos políticos. A no ser que Podemos consiguiera una muy improbable mayoría absoluta, no tendríamos cambios económicos muy relevantes que llevaran a una herida casi de muerte para la Zona euro. Pero el miedo es libre, y después de años muy positivos para los mercados financieros entraremos en un 2015 no apto para cardiacos. 


– Ver en Hechos de Hoy, La derrota de Antonis Samarás con elecciones en Grecia, el primer revés.
 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú