1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. 3 moscas de verano, para aprovechar el momento máximo de las eclosiones

EL MOMENTO MÁS ESPERADO

3 moscas de verano, para aprovechar el momento máximo de las eclosiones

Desde el amanecer, las horas centrales del día y especialmente el atardecer, las eclosiones son un espectáculo continuo. Estamos en la mejor época del año.

Hechosdehoy / Luis Naharro
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

¡Por fin estamos en junio! El momento más esperado para los pescadores a mosca ha llegado: días largos, tiempo agradable desde las altas montañas hasta los tramos más someros y especialmente eclosiones que en momentos no parecen tener fin.

Desde el amanecer, las horas centrales del día y especialmente el atardecer, las eclosiones son un verdadero espectáculo continuo. El calor y las jornadas más largas de pesca nos permiten disfrutar como ningún época del año. Para sacar el máximo provecho os dejo 3 moscas de junio con las que seguro podrás disfrutar de estos grandes días de pesca.

Ephemerella Ignita

Sin duda una de las moscas de junio estrella. Su eclosión provoca muy largos periodos de actividad de las truchas con la ventaja de ser uno de los insectos más abundantes, desde las cabeceras de los ríos con aguas más puras hasta la parte media y baja de los mismos.

Su eclosión se produce principalmente en los meses de verano hasta final de temporada, incluso el mes de septiembre, octubre y si no hace frio hasta en noviembre, podemos ver sus eclosiones, lo que le convierte en una de las moscas más usadas en esos meses en cotos intensivos. Además su color “rojizo” la hace destacar muy bien entre los canales de algas.

Rhitrogena aurantica

Otra de las moscas de junio más clásicas. De tonos olivas, amarillentos o anaranjados, su tamaño es de unos 7 mm. Su eclosión es más temprana y algo menos abundante que la “ignita”, podemos verla abundantemente en mayo, pero es mucho más complicado cuando avanza septiembre.

Baetis fuscatus

La más caprichosa de nuestras moscas de junio. Pequeña efémera de entre 6 y 8 mm tanto en ambos sexos. Diferenciar el macho de la hembra a simple vista es muy sencillo gracias a los llamativos ojos de color amarillo que poseen los machos.

Abunda en rio de aguas alcalinas, indistintamente en fondos de gravera o vegetación, tiene apariciones no muy frecuentes pero explosivas, generando auténticos festines para nuestras truchas. Eso sí, el momento central de la eclosión son los meses de mayo y junio y con menos frecuencia en julio.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone

ARCHIVO DEL AUTOR

Menú