1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. Ruta hacia Singapur, el mejor camino es la paz y no la confrontación

EL 12 DE JUNIO

Ruta hacia Singapur, el mejor camino es la paz y no la confrontación

La Cumbre Trump-Kim estuvo a punto de sucumbir después de que el presidente estadounidense enviara un tuit al líder norcoreano por indiferencias de Pyongyang en responder las llamadas de la Casa Blanca.

Hechosdehoy / Juan Guiliani Cury
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

La firma de un histórico acuerdo para desnuclearizar la península de Corea ha entrado en su ruta crítica después de ésta haberse sentida seriamente  amenazada por inesperadas diferencias entre sus partes más beligerantes que son el presidente de Estados Unidos Donald J. Trump y su contraparte norcoreano, Kim Jong-un, quien ha prometido a la comunidad internacional que destruiría todo su arsenal atómico en pro de una Península coreana libre de todo tipo de peligro de estas mortíferas armas.

La Cumbre Trump-Kim estuvo a punto de sucumbir después que el presidente estadounidense enviara un mensaje vía Twitter al máximo dirigente norcoreano por presuntas indiferencias de Pyongyang en responder las llamadas de la Casa Blanca, insultos al vicepresidente Pence y de no asistir a una importante y estratégica reunión con sus pares surcoreanos, entre otras excusas.

Igualmente, a través de la agencia norcoreana de noticias conocidas por las siglas de KCNA, Corea del Norte se sentía molesta por eventuales ejercicios de fuerzas militares combinadas norteamericanas y surcoreanas en el preámbulo de la Cumbre y que Pyongyang entendía como una amenaza de invasión a su territorio.

Sin embargo, en este dimes y diretes, hay que reconocer que si bien el mandatario estadounidense decía que la cumbre del 12 de junio en Singapur ya no iba a celebrarse, al mismo tiempo declaraba que dejaba la puerta abierta para su realización. Esto provocó una preocupante incertidumbre que varias potencias europeas como Inglaterra, Francia y Alemania, externaran su preocupación a Trump, por el súbito e inesperado anuncio difundido casi de manera simultánea por ambas capitales.

El mundo diplomático quedó atónito. La alta diplomacia empezó sus labores de fina  cirugía para restaurar la confianza y el deseo del mundo de que se ponga fin a uno de los conflictos más duraderos que recuerda la historia contemporánea, la Guerra de Corea (1950-1953).

Firmado el armisticio el 27 de julio de 1953 que no quiso decir que se firmara la paz -sino  que más bien- se acordó un cese al fuego y de no agresión entre las dos Coreas, una al norte con el respaldo de la antigua Unión Soviética y China, y otra al Sur, apoyada por Estados Unidos y aliados

Corea del Norte ha sido sancionada por las Naciones Unidas por el uso provocado de misiles con ojivas nucleares de largo alcance y del desarrollo de armas atómicas que constituyen serios peligros para  la seguridad y supervivencia de su vecino Corea del Sur, y otras naciones entre ellas Japón, el territorio de la  isla de Guam, Hawái y hasta el propio territorio continental  de los Estados Unidos

Sin embargo, la politica de presión y golpeo por un lado y flexibilización por el otro del mandatario norteamericano, en medio de amenazas de una guerra comercial con China; y el deseo, promesa y voluntad que según ha expresado el líder norcoreano de buscar una solución a la problemática de desnuclearización, se ha prendido una luz, que traza una ruta crítica hacia la concretización de un sincero e histórico acercamiento entre el coloso del Norte y el llamado Reino Ermitaño. Confiamos que el mejor camino es la paz en Singapur y no la confrontación.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú