1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. Canción feliz por Ellie: la hermana discapacitada de Jordan Spieth

LA VERDAD DE LA VICTORIA

Canción feliz por Ellie: la hermana discapacitada de Jordan Spieth

Tres historias de la Augusta familiar, breves de contar y largas de experimentar cuando no todo es el éxito deportivo y económico. Especial interés del caso Jordan Spieth.

Hechosdehoy / José Ángel Domínguez Calatayud
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

Veía esta tarde el gran resumen del Masters de Augusta  hecho en On the Tee de Canal Plus Golf. Ante las cámaras, esos dos grandes profesionales, Álvaro Beamonte y Hugo Costa han acompañado las imágenes con sus propios testimonios y con la experiencia acumulada de muchos majors. Y, ¿saben una cosa? Me ha parecido que, como en muchas transmisiones han sabido trasladarnos a los televidentes el intenso ambiente deportivo y familiar de Augusta National.

Lo primero, lo deportivo, es como el valor en la mili: se les supone. Lo hacen muy bien, oportunos, documentados, pacientes ante los mensajes no siempre claros ni siempre correctos que se vierten en las redes sociales en tiempo real, y también, con criterio. Pero con todo, no es raro en otras disciplinas encontrar parecidos niveles de competencia, lo cual no disminuye su mérito, sino que subraya la categoría de los periodistas deportivos españoles.
 
Pero es el otro aspecto, el del sentido de familia que el golf profesional tiene en Estados Unidos, lo que han sabido recoger y hacérnoslo apreciar a este lado del Atlántico. Entre los muchos relatos que nos han regalado yo destacaría tres.
 
En primer lugar, el acertado acento puesto en esa especie de familia “adoptiva” que es el caddie para el jugador. Concretamente, cosecharon para nosotros las estimulantes palabras llenas de gratitud y admiración con las que el campeón Jordan Spieth dedicó en público a su caddie, Michael Greller: muchas veces un caddie es lo más parecido a un hermano en medio de la tribulación.
El otro caso al que Álvaro y Hugo han puesto sonido y sentido es al gesto del golfista Kevin Streelman que venció el miércoles el Par Three Contest llevando como caddie a alguien que se lo pidió: a Ethan Couch, un niño canadiense de 13 años que padece un tumor cerebral, benigno pero inoperable, y que pudo así ver cumplido su sueño. Seguramente Streelman alzaba en su generoso corazón algo más valioso que el trofeo que le entregaron al final del torneo.
 
Pero el último asunto que trataron los comentaristas, y que motiva más que nada estas letras, es uno referido al campeón del Masters 2015. Sólo los que son seguidores de golf conocían a Jordan Spieth y sus habilidades con los palos de la bolsa. Pero casi nadie sabía que mucho del empuje de su triunfo en Augusta viene de que en el corazón de Jordan siempre está presente su hermana Ellie, discapacitada sensorial, que no podía llenar de aplausos con el resto de la familia las orillas del green del Hoyo 18 “Holly”.
 
En la rueda de prensa que siguió al éxito del texano le preguntaron por Ellie. Jordan contó que su hermana pequeña, detrás de cada torneo, siempre le preguntaba si había ganado.
.-¿Ganaste?, “¿ganaste, Jordan?
.-No, Ellie, no gané”.
.-Y, ¿por qué no ganaste?
.- Porque no puse suficiente fuerza, Ellie.
.- Entonces, Jordan, ¿pondrás más fuerza en el próximo?
Se ve que la puso en Augusta. Fuerza propia y fuerza de la esperanza de una niña y su familia. Y al mirar en el televisor el rostro fuerte y sereno de este deportista de sólo 21 años,  mi prima Margarita ha llorado y ha soltado tan tranquila:
.- La familia merece la pena; la vida merece la pena, también la de una discapacitada; y este chico y los suyos nos han dado la música y la letra de la Canción feliz por Ellie, en el día que un montón de derrotados del consenso han querido entonar la triste canción de la muerte del no nacido, la mediocre canción triste de la Carrera de San Jerónimo.
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone

ARCHIVO DEL AUTOR

Menú