1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. Un reformador como Mijail Gorbachov lo que busca el movimiento contra Putin

Gorbachov, la muerte de quien fue un líder clave en el siglo XX. (Foto: RFE/RL)

THINK PAD

Un reformador como Mijail Gorbachov lo que busca el movimiento contra Putin

Murió a los 91 años Mijail Gorbachov, el último líder de la Unión Soviética. El padre de la Perestroika falleció en Moscú tras lo que fue una larga y grave enfermedad.

Hechosdehoy / Juan-Fernando Dorrego Tíktin
Etiquetado en:

¿Puede existir en la actualidad en Rusia un líder político o militar  que pueda asumir el rol histórico de derribar la red de conexiones mafiosas del putinismo como hizo Mijaíl Gorbachov con el Telón de Acero?

Para la comunidad de inteligencia de Estados Unidos y Reino Unido supone el gran interrogante en el drama de la invasión de Ucrania lanzada por Vladimir Putin. Analistas militares y políticos creen que puede surgir una figura política apoyada por el Estado Mayor de Rusia. Pero no se descarta que surja un fuerte liderazgo militar, reformador y demócrata, para encabeza una revolución de los claveles como sucedió en Portugal o repetir la misma titánica tarea de Mijail Gorbachov de presidir una nueva Perestroika como salida total y definitiva del putinismo.

El último líder de la Unión Soviética

El último líder de lo que fue Rusia como Unión Soviética (desde 1985 hasta 1991) murió a la edad de 91 años.

Mikhail Sergeevich Gorbachev murió esta noche después de una enfermedad grave y prolongada”, dijo el Hospital Clínico Central, según RIA Novosti. Se apagó así la vida de quien introdujo reformas políticas y económicas claves en la URSS y abrió las puertas al proceso de poner fin a la Guerra Fría.

Desde el comienzo de su liderazgo, luchó por reformas significativas, para que el sistema funcionara de manera más eficiente. De ahí los dos conceptos claves de la era de Gorbachov: glasnost (apertura) y perestroika (reestructuración).

“Empecé estas reformas y mi guía fue la libertad y la democracia, sin derramamiento de sangre. Para que el pueblo dejara de ser un rebaño dirigido por un pastor. Para que se convirtieran en ciudadanos”, dijo Gorbachov resumiendo la esencia de sus conceptos.

Nació en una familia campesina el 2 de marzo de 1931 cerca de Stavropol. De niño se dedicó al trabajo agrícola junto con sus estudios. Se convirtió en miembro del Partido Comunista en 1952 y completó una licenciatura en derecho en la Universidad de Moscú en 1955. Fue aquí donde conoció y se casó con su compañera de estudios Raisa Titarenko.

A principios de la década de 1960, Gorbachov se convirtió en jefe del departamento de agricultura de la región de Stavropol. A fines de la década, había ascendido a la cima de la jerarquía del partido en la región. Llamó la atención de Mijail Suslov y Yuri Andropov, miembros del Politburó. Lo eligieron para el Comité Central en 1971 y organizaron sus viajes al extranjero para reforzar su figura.

En 1978, Gorbachov estaba de regreso en Moscú. Miembro de pleno derecho del Politburó desde 1980, Gorbachov se volvió más influyente en 1982 cuando su mentor, Andropov, sucedió a Leónidas Breznev como secretario general del partido. Bien pronto ganó una reputación como enemigo de la corrupción y la ineficiencia, y finalmente ascendió al primer puesto del partido en marzo de 1985.

Con la esperanza de trasladar recursos al sector civil de la economía soviética, Gorbachov comenzó a impulsar el fin de la carrera armamentista con Occidente. A lo largo de sus seis años en el cargo, Gorbachov siempre pareció moverse demasiado rápido para el partido y demasiado lento para los reformadores más radicales, que esperaban acabar con el estado de partido único y la economía dirigida.

Al tratar de mantener el control del proceso de reforma, quedó desbordado por la profundidad de la crisis económica. Glasnost supuso a la vez una llamada a los movimientos a favor de la independencia de los países bálticos y otras repúblicas soviéticas a fines de la década de 1980.

En 1986, en su cara a cara con el presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, en la cumbre de Reykjavik, Islandia, Gorbachov hizo una propuesta sorprendente. La de eliminar todos los misiles de largo alcance en poder de los Estados Unidos y la Unión Soviética. Era el principio del fin de la Guerra Fría.

Fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 1990 “por su papel de liderazgo en el proceso de paz que hoy caracteriza a partes importantes de la comunidad internacional”.

El pacto que resultó, el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio, perduró como un pilar del control de armas durante tres décadas hasta que, en 2019, Estados Unidos se retiró formalmente y el gobierno ruso dijo que había sido enviado a la basura de la historia,

La ruptura de algunos de los países de Europa del Este, seguida de la unificación alemana y la entrada en la OTAN de la nueva Alemania unificada enfureció a los comunistas de la vieja escuela (léase Putin).

En agosto de 1991, los partidarios de la línea dura estallaron. Con Gorbachov de vacaciones en Crimea, organizaron una revuelta. Boris Yeltsin, el presidente de la república soviética más grande, Rusia, y un feroz crítico de lo que él consideraba reformas a medias de Gorbachov, sin embargo vino a su rescate, enfrentando y derrotando a los golpistas.

Pero en toda la Unión Soviética, las repúblicas, una tras otra, estaban declarando su independencia y el 25 de diciembre de 1991, Gorbachov renunció como presidente soviético. Mientras leía su discurso de renuncia, Gorbachov definió lo que probablemente será su legado.

“El país recibió la libertad, se liberó política y espiritualmente, y ese fue el logro más importante”.

Se arrió la bandera roja que ondeaba sobre el Kremlin, símbolo de la URSS. La Unión Soviética había terminado y Yeltsin tenía el control de la nueva Rusia.

En 1996, Gorbachov compitió contra Yeltsin por la presidencia rusa, pero obtuvo menos del 1% de los votos.

Tres años después, Gorbachov perdió al amor de su vida, su esposa durante 46 años, Raisa, debido al cáncer. La pareja tuvo una hija, Irina.

Fue presidente del Partido Socialdemócrata de Rusia desde 2001 hasta su renuncia en 2004 por conflictos con la dirección y el liderazgo del partido. En 2007, se convirtió en líder de un nuevo movimiento político ruso, la Unión de Socialdemócratas, que a su vez creó el opositor Partido Democrático Independiente de Rusia.

El gran interrogante

En el momento de su muerte, los interrogantes se suceden.

¿La guerra de Ucrania acabará con la irrupción de una figura de la talla moral de Gorbachov para crear una nueva Rusia libre y democrática? ¿Puede surgir ese liderazgo de construcción ética, esperanza y libertad,?

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú