1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. Un formidable choque ideológico para el mayor reto de Angela Merkel

DEL DOLOR AL ASOMBRO

Un formidable choque ideológico para el mayor reto de Angela Merkel

Nunca desde la creación del euro se había vivido una crisis que no es económica sino política y puede herir a la Unión Europea y la OTAN. Tsipras mantuvo su pulso que del dolor pasó al asombro.

Hechosdehoy / Juan-Fernando Dorrego Tíktin
Etiquetado en:
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

Las emociones se desbordaron llegando la crisis de Greciay con Grecia– a su cota de máxima exasperación política, económica y social. Dejó de ser una crisis en la zona de la moneda única. Prueba de ello es la contención en los mercados, tras la primera reacción del lunes negro al primer corralito (el término acuñado en Argentina) en una economia de la Eurozona.

Tampoco es un problema que se puede votar en si tuvo o tiene razón la llamada Troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) frente a Alexis Tsipras.

Ni mucho menos un problema sexista ni de bajada de pantalones.

Y finalmente no se trata de una cuestión que se pueda reducir a políticas de austeridad frente a expansión del gasto público.

Como en muchas otras ocasiones, el papa Francisco situó el nudo gordiano pidiendo algo tan simple, pero alejado de la lógica de los mercados, como su llamada a rezar por Grecia. "La dignidad de la persona debe permanecer en el centro de cualquier debate político y técnico así como a la hora de tomar decisiones responsables”, fue el mensaje de Francisco en un día muy especial para él.

¿Se podría izar la bandera de Estados Unidos en La Habana y no la de la Unión Europea en Atenas? ¿Cómo pueden, con odio, quemarse en Atenas banderas de la Unión y billetes del euro, que nació para ser un pilar de libertad?

Nunca había llegado a un gobierno de la Unión un líder de un partido anticapitalista, populista, y de extrema izquierda radical. No sólo demagógico, sino cínico y cruel en sus críticas y descalificaciones. Actuando sobre las brasas de la crisis de Ucrania, no tuvo reparos en formar y presidir en Atenas un gobierno a la vez de la extrema izquierda asociado con la extrema derecha y en convertir el judo sin juego limpio en su estrategia.

Al final de estos pulsos, todas las cartas están echadas en la Atenas de Pericles que siempre luchó, llorando por los hijos muertos en las guerras contra los persas, por una democracia gobernada por los mejores, los más lúcidos, los más preparados, los más honestos, los más solidarios. Y siempre, entre todo ellos, buscando a los mejores.

Demasiadas incógnitas acumuladas sobre Grecia.

En el fin de semana decisivo (del viernes 26 al domingo 28 de junio), Alexis Tsipras pegó el portazo. Fue decisión suya. La canciller de Alemania, Angela Merkel, junto al presidente de Francia, François Hollande, destacaron el plan serio de las instituciones, lo conocido como Troika.

Alexis Tsipras lo rechazó llevando la tensión al máximo con el Eurogrupo. Ese mismo día regresó con urgencia a Atenas, conovocó un gabinete extraordinario y anunció un referéndum para el domingo 5 de julio. La incertidumbre abierta el sábado 27 llevó al domingo 28 de junio a una reunión de urgencia del Banco Central Europeo. Se fijó con claridad la posición del final del segundo rescate y de la estrategia, que ha sido fallida, de la prórroga. La crisis crítica acabó ese domingo con el cierre de la Bolsa de Atenas y la imposición del corralito.

El martes 1 de julio Grecia se ha convertido en la pimera economía de un país desarrollado que es morosa con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Este martes también dejó una nueva carta de Alexis Tsipras a las instituciones aceptando la oferta que rechazó. Y luego su vuelta al show, en el plató de la televisión pública, reafirmando la convocatoria del referéndum, y pidiendo masivamente el No

Contemplando las cosas con frialdad, de nuevo hay que lamentar esta estrategia de la ruleta rusa aplicada sin piedad al prestigio y la reputación de la Unión Europea, la seriedad de sus instituciones y el euro, que no es sólo una moneda sino el sueño cumplido.

Alexis Tsipras espera ahora lograr que se produzca la extensión del segundo rescate. Tambien el planteamiento de un tercer rescate. La Comisión Europea rechaza sin embargo aplicar la estrategia de la prórroga. El programa venció y la propuesta fue rechazada. 

Independientemente de la decisión del Eurogrupo, y del resultado de su nueva videoconferencia -como ha explicado Hechos de Hoy-, no reunirse hasta después del referéndum, hay hartazgo de negociar con el brazo retorcido y los puñetazos en la mesa. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quedó afectado. La canciller alemana, Angela Merkel, participa del mismo sentimiento que del hartazgo está pasando al hastío.

La situación en Grecia es ahora peor que antes del sábado, con los controles de capitales. En este asunto hay que recordar, e insistir en que desde el 20 de febrero, el ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, conocía la gravedad de lo que estaba en juego al expirar el segundo rescate el 30 de junio. Es evidente que Alexis Tsipras nunca pensó en pagar los 1.500 millones de euros que le debe al FMI. 

Pese a todo lo sucedido, el Eurogrupo y el Banco Central Europeo intentan apagar los fuegos de este desastre: tres días de corralito (controles de capital con un límite en los cajeros de 60 euros al día por persona), segunda videoconferencia del Eurogrupo, y confirmación del referendum. 

Alexis Tsipras puede ignorarlo, pero Grecia es Europa. No fue un error su entrada en el euro. Europa no es un mercado sino un bastión de valores y libertades. Dos guerras de pesadilla la marcaron con sufrimientos sin límites. Alexis Tsipras podrá ganar este formidable choque ideológico pero no será nunca una victoria compartida. Es el verdadero nudo gordiano, y peligro de la crisis del veneno, la insidia y la difamación.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú