1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. Juan Carlos I y Sofía, una herencia de encrucijadas para Felipe VI y Letizia

EL FUTURO COMENZÓ

Juan Carlos I y Sofía, una herencia de encrucijadas para Felipe VI y Letizia

Miércoles 18 y Jueves 19 de junio de 2014, puertas que se cierran y abren en la Historia de España. Firma de la abdicación que nunca se esperó y hora de desafíos que exigen sobre todo sagacidad.

Hechosdehoy / Juan-Fernando Dorrego Tíktin
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

En la tarde del martes, el Pleno del Senado aprobó -con el apoyo del 89%- la Ley de Abdicación. Contó con 233 votos a favor, 5 en contra y 20 abstenciones. Como en el Congreso de los Diputados, lo que se conoce como partidos constitucionalistas (PP, PSOE, PSC y los senadores de UPN y Foro) votaron a favor. La extrema izquierda (IU, ERC e ICV) la rechazaron. Los partidos nacionalistas (CiU, PNV y CC) se abstuvieron y la llamada izquierda abertzale decidió abandonar la Cámara.

Fue el retrato político del fin del reinado de Juan Carlos I que concluye con un escenario nunca imaginado de la crisis en canal de la socialdemocracia que jugó un papel fundamental en la restauración de la Monarquía en España. Por qué Juan Carlos I decidió abdicar -asunto que ha protagonizado la vida política española desde el lunes 2 de junio, una formidable sorpresa pese a las especulaciones- sigue siendo una incógnita. Sólo el propio Rey desveló lo esencial dejando claro que fue una decisión política y no una medida tomada por una crisis grave de salud que ya no existe.

Largamente esperado, el futuro llegó a España abriendo la oportunidad única de una profunda regeneración que no debería ser sólo el rechazo de la corrupción, que es el peor cáncer, sino un tiempo nuevo de aprender a escuchar, ceder en radicalismos y ganar espacios compartidos de convivencia. No se abre un tiempo político nuevo porque eso se produce sólo tras unos comicios generales pero sí un marco de renovación institucional.

Muy difícilmente en el reinado de Felipe VI pueda volver a vivirse una mayoría absoluta de la derecha tan profunda a nivel nacional, regional y local. Las elecciones al Parlamento Europeo reflejaron el abandono de votantes de la derecha y la crisis de la socialdemocracia, un golpe a la centralidad que en la democracia osciló sobre el liderazgo carismático de Adolfo Suárez para girar hacia el centro izquierda y luego hacia el centro derecha hasta la fragmentación que se alumbró en los últimos comicios. Si la Transición acabó con la extrema derecha, la crisis económica alumbró la extrema izquierda, un fenómeno no conocido en Italia que es modelo de referencia para España como único país del sur de Europa presente en el G-8, reconvertido en G-7 por la crisis de Ucrania.

De toda la herencia que recibe Felipe VI lo más positivo es el fin del terrorismo de ETA, la peor lacra de la democracia. Lo más complejo reside en la crisis de convivencia entre Cataluña y España y el dilema de celebrar una consulta. Para Felipe VI y Letizia, que va a jugar un papel clave como primera Reina surgida de las clases medias, es una prueba de fuego desde el primer momento. Encajar País Vasco y Cataluña se convierte de nuevo en un desafío de extrema dificultad que exige sagacidad a todos.

Felipe VI no es hombre de impulsos sino de reflexión. No encontrará ni en la derecha ni en la izquierda líderes de fuste. Su orfandad política es grande. Va a tener un  ejercicio de exigencia enorme y continuo sabiendo que no existe espacio para el error ni el paso en falso.

Es la misma exigencia para Letizia. La opinión pública espera verles juntos y solidarios, en los momentos dulces y en los amargos, como el abucheo en el Liceo que fue más de rechazo y condena a los duques de Palma que a ellos mismos por el escándalo inaceptable del caso Nóos. Como destacó Hechos de Hoy, Juan Carlos I redujo al mínimo su papel en el estreno del reinado de Felipe VI. No irá al Congreso ni a la recepción en el Palacio Real.

Fue una decisión prudente y sabia de un tiempo nuevo donde nada será fácil. Pero, ¿por qué no desear el sueño que no debe morir nunca de protagonismo de los mejores, los más prudentes, los más generosos, y a la vez los más audaces?

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú