1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. Los servicios de inteligencia siguen la migración de las milicias terroristas de Hamás de Rafah al norte de Gaza

El general Michael Erik Kurilla regresa a Israel. (Foto: @FDI)

BIDEN SE IMPLICA

Los servicios de inteligencia siguen la migración de las milicias terroristas de Hamás de Rafah al norte de Gaza

El presidente Joe Biden dio instrucciones a la comunidad de Inteligencia de Estados Unidos para implicarse directamente, en misiones de satélite y de agentes en tierra, para ayudar a Israel. Biden quiere evitar así una gran operación militar en Rafah.

Hechosdehoy / Juan-Fernando Dorrego Tíktin

Gran atención de la Casa Blanca a la invasión de Rusia y sus nuevos avances en Ucrania, y a la guerra en la Franja de Gaza. Para el presidente de Estados Unidos la situación es especialmente apremiante en Gaza. La Casa Blanca fue sensible a los sentimientos en Israel en este domingo 12 de mayo, un Día de los Caídos marcado por la angustia de los familiares de las víctimas de Hamás.

Los mercados abrirán este lunes 13 con la lectura doméstica en España de los resultados electorales en Cataluña y su impacto a nivel regional y nacional. Y a la vez, en el plano internacional, de los graves riesgos geopolíticos en Ucrania y el Este de Europa, y la guerra de Gaza sobre la que tiene abierto un canal de información Estados Unidos con Arabia Saudí.

Especialmente Joe Biden quiere diferenciar su encontronazo y profundas divergencias con el primer ministro, Benjamín Netanyahu, del compromiso de Estados Unidos de enviar un poderoso mensaje a la opinión pública israelí. Estados Unidos no dejará solo a Israel en un momento crítico de su defensa y derecho a convivir con fronteras seguras y definidas en el ecosistema de Oriente Medio.

El general Michael Erik Kurilla, jefe del Comando Central de Estados Unidos (CENTCOM) ha vuelto a Israel. La Casa Blanca ha activado a la vez su comunidad de inteligencia para monitorear en profundidad la búsqueda de túneles aún no descubiertos y seguir las pistas de fugas y movimientos de las milicias terroristas de Hamás y sus jefes de sur a norte.

Biden, defraudado por no haber dado Hamás una respuesta plena a la liberación de todos los rehenes y la devolución de los cadáveres de los fallecidos ha activado al máximo nivel la colaboración de inteligencia entre Estados Unidos e Israel. Como se señaló a Hechos de Hoy, Estados Unidos quiere dar a las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) la máxima información para evitar daños colaterales que agraven una situación humanitaria muy delicada.

Ayuda de inteligencia

En el argot militar, Biden ha decidido apoyar una ofensiva quirúrgica para evitar una tragedia humanitaria en el sur de Gaza (se hallan hacinados en esta zona casi dos millones de personas).

“Le propusimos al gobierno de Israel métodos alternativos para derrotar a Hamás que no impliquen una operación terrestre importante en Rafah. Esas conversaciones con el gobierno israelí están en curso”, confirmó John Kirby, coordinador de Comunicación Estratégica del Consejo de Seguridad Nacional.

Se ha activado una línea de diálogo directa y continua entre Estados Unidos e Israel con implicación a la vez de Casa Blanca, Pentágono, Agencia Central de Inteligencia (CIA) y Departamento de Estado. A la vez se trabaja sobre un plan de ayuda humanitaria si hay nuevos combates casa por casa entre las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) y el grupo terrorista Hamas.

Netanyahu ordenó en la última semana un avance limitado de tanques, ataques aéreos muy concretos y un fuego de artillería mientras se tomaba el cruce fronterizo con Egipto y se cortaba la ciudad de Rafah a lo largo de la carretera Salah al-Din.

En este nueva fase de la guerra de Gaza, y mientras Hamás se niegue a poner en libertad a todos los rehenes, Estados Unidos concede toda la prioridad a ayudar a la población civil.

“Queremos trabajar con los israelíes para que las personas que están en Rafah tengan refugios, saneamiento, alimentos, agua, instalaciones, suministros médicos y personal médico”, recalcó el portavoz del Consejo de Seguridad en la Casa Blanca.

A la vez la comunidad de inteligencia de Estados Unidos está centrando sus operaciones en la búsqueda de Yahya Al Sinwar, líder de Hamás, al frente de la resistencia terrorista, frente a las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI).

Estados Unidos ya ha detectado y comunicado a Israel que Yahya Al Sinwar, y su plana mayor, han empezado a desplazarse desde el sur de Gaza (Rafah) hacia el norte de la Franja para sobrevivir y recuperar el terreno perdido cuando Israel inició su ofensiva en octubre de 2023. Por lo tanto Hamás ha empezado a trasladar sus milicias terroristas hacia la dirección del paso de Erez.

Se estaría perfilando un nuevo escenario. Si Hamás se hace fuerte en Rafah y Yahya Al Sinwar se mantiene escondido en el norte, Netanyahu estaría dispuesto a conceder abiertamente todo el protagonismo a Estados Unidos para buacar el final de la guerra en Gaza.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú