1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. Rafael y Sylvie Van der Vaart, la agresión no es el motivo de la ruptura

EL DIVORCIO HOLANDÉS

Rafael y Sylvie Van der Vaart, la agresión no es el motivo de la ruptura

El futbolista del HSV se encuentra en Abu Dhabi arropado por su club mientras que la simpática presentadora salía por primera vez a la calle con el rostro lleno de tristeza.

Hechosdehoy / Olvido Rita Ferreiró
Etiquetado en:
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

La primera ruptura sentimental del 2013 ha sido realmente sonada. El futbolista Rafael Van der Vaart y la modelo y presentadora Sylvie han sorprendido no por el hecho de haberse separado, sino por el momento y la forma. Tanto él como ella afirman que la agresión en plena fiesta de Nochevieja ante diez invitados está perdonada. Pero definitivamente fue la famosa gota que colmó el vaso.

En su primera salida a la calle tras el anuncio de divorcio, Sylvie tuvo que hacer frente a gran número de fotógrafos que la esperaban ante la casa de lujosos apartamentos en Hamburgo que Rafael deberá abandonar cuando regrese la próxima semana de los entrenamientos de su club, el HSV, en Abu Dhabi. Con grandes gafas de sol y el semblante muy serio, Sylvie volvió a asegurar que el incidente de la fiesta, del que informó Hechos de Hoy, no tuvo nada que ver con su decisión, que ya estaba tomada. 

Como reconoce la popular presentadora holandesa de la televisión alemana, admirada por mostrarse siempre alegre, risueña y sonriente -incluso durante su recuperación del cáncer de mama que se le detectó mientras vivía en España- "nuestras carreras profesionales han destruido nuestro matrimonio".

Sylvie tenía 25 años cuando conoció a Rafael, un chico holandés de origen español, de 19 años, loco por el fútbol y criado prácticamente en un camping. Ella ya estaba acostumbrada a la vida de las pasarelas, de las alfombras rojas, el champán y los tacones de aguja. Pero se enamoraron, se casaron en 2005 y en 2006 nació su hijo Damian. Rafael quería tener más hijos, ella de momento prefería estar en el candelero. Fue juez en las ediciones alemanas de Tú si que vales o Más que baile (Let´s dance) y mientras él corría por el césped del Santiago Bernabéu o jugaba con la selección nacional holandesa, ella saltaba de avión en avión.

Ante las cámaras seguían siendo la pareja ideal, los nuevos Beckham, pero puertas adentro parece que sólo les unía ya su pasión por Damian. "Sigo amando a mi marido", cita el diario Bild este jueves a Sylvie, "pero nuestra separación es definitiva". Se acabó otro de esos matrimonios que parecen de libro de cuentos pero que no acaban "felices y comiendo perdices". Siempre fueron muy diferentes y los dos están obsesionados por sus propias carreras.

A su regreso a Alemania, lo primero que tendrá que hacer Rafael es buscarse un nuevo domicilio. Sylvie y su hijo se quedarán en el recién estrenado piso de 400 metros cuadrados hasta que se resuelvan los papeleos y la custodia del niño. El divorcio se realizará bajo las leyes holandesas. Ambos han prometido que harán todo lo posible para que Damian sufra lo menos posible con la separación de sus padres.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú