1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. Las claves silenciadas del peor resultado de Tiger Woods (+13) en una vuelta

DE LA TIERRA AL CIELO

Las claves silenciadas del peor resultado de Tiger Woods (+13) en una vuelta

El trabajo profesional del golf es como tantos de la vida: mucha tarea de preparación para una muy limitada serie de éxitos. Mientras, en Malmö un uruguayo y tres españoles en el Top 25.

Hechosdehoy / José Ángel Domínguez Calatayud
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Estabilidad interior, aprendizaje y tesón. Lo mismo que un chaval empieza en el colegio y tiene que seguir estudiando hasta que consigue el título, el golfista necesita una dura preparación para poder empezar su carrera. Luego, empezada un carrera, los esfuerzos no terminan, porque el futuro exitoso es el resultado de suerte, inteligencia y trabajo (Antonio Catalán dixit).
 
Lo que el creador de las cadenas hoteleras NH y AC no dice es cuánto hay de cada uno de esos ingredientes en este combinado vital. Tampoco le he oído expresar cómo, una vez conseguida la hazaña de ascender de la tierra al cielo, es posible permanecer en ese “paraíso terrenal”.
 
Vienen estas reflexiones a cuento de la tercera jornada de Tiger Woods en The Memorial, en la que recogió la más decepcionante cosecha de su vida profesional: 85 golpes, 13 sobre el par, fruto amargo de una jornada con un solitario birdie, seis bogeys, dos doble bogeys y un cuádruple bogey en el hoyo 18: el peor resultado de su vida.
 
El campo deMuirfield Golf Club, donde se juega el The Memorial no es un campo mucho más difícil de jugar para él que otros. De hecho, Tiger Woods ha ganado ya otras cinco veces en este espectacular recorrido, la última en 2012. Por eso, aun conociendo las lesiones sufridas y sus secuelas, muchos pensaban que si no sería ganador, al menos estaría entre los primeros. Pero Woods no está recuperado y el asunto es más moral que material. Él mismo declaraba tres días atrás que “physically, I fell good. Mentaly, I feel beat up”. Sí, lleva una paliza moral encima.
 
Sufre. La estabilidad emocional es lago no amansado tras su ruptura con la esquiadora Lyndsey Vonn. Y en las orillas de su historia personal inquietan las sombras de su esposa Elin Nordegren; los rostros de sus dos hijos Sam y Charlie salpican los recuerdos de urgencias sobrevenidas. Cada uno puede – qué menos –  pensar lo que quiera. Pero también cada uno – qué menos – debe ponderar que estar materialmente – “physically”- bien, no sólo no es todo, sino que a lo mejor no es casi nada si en la familia – “mentally”, “spiritually”, “familiarly” – el desorden juega sus tramposas cartas.
 
Siento cierta lástima por esta persona y por tantos que llevados muy jóvenes de acá par allá por los señuelos de un gozo inenarrable al llegar número 1, experimentan que se les arrebata la juventud y el alma que rejuvenece los sueños. Tenerlo todo y tenerlo pronto sólo puede traer dolor, si no se ha aprendido a desprenderse de todo y a desprenderse pronto. Sin duda para estar en lo más alto del deporte de élite, o de otra actividad humana, la autoestima es un requisito, una condición irrenunciable. Pero la autoestima ¿es incompatible con saber cuál es el orden, la jerarquía de los valores?
 
Seguramente es posible vivir ambas realidades: ser uno mismo y apreciar los dones, y aún aumentar su potencialidad, y, simultáneamente, recibir una formación sobre “manners”, hábitos de buen hacer que consolidan una personalidad íntegra.
 
Y eso no lo enseña la escuela. O al menos, no solo la escuela. La familia, los padres con hijos llenos de posibilidades deportivas o intelectuales tienen ahí una tarea insustituible para forjar héroes ejemplares. Y ¡vaya si se necesitan líderes íntegros, valerosos e incorruptibles!
 
Desde luego que no es para alegrarse este +13 de Tiger Woods (+14 en el total del torneo). Pero si es una señal para recordar que todo éxito es provisional.
 
En Europa, el Nordea Master concluyó con la victoria del jugador local Alex Noren (-12). Otros dos suecos, Jens Dantorp y Sebastian Dorenberg, terminaron empatados (-6) la la tercera plaza. También vimos en el Top 10 al uruguayo Fabrizio Zanotti (-5), que hizo 66 golpes en la última jornada.
Por parte española, Alejandro Cañizares (-4) y Rafael Cabrera Bello (-4) estaban en un grupo que empató en el 14º puesto. Un poco más atrás en el Top 25, Álvaro Quirós (-2) se sumaba a la lista de jugadores que han hecho bajo par en la ciudad sueca del Malmö.
 
Ellos están, en términos golfísticos en el camino de la tierra al cielo. ¡Qué bueno si escarmentados en cabeza ajena se dan serena, cabalmente cuenta de que también hay un camino que cae del cielo a la tierra! Y que lo recuerden. Y que a lo mejor como aquella canción de Mecano – aviso de navegantes – repiensen que “entre el cielo y la tierra hay algo / con tendencia a quedarse calvo / de tanto recordar”.
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone

ARCHIVO DEL AUTOR

Menú