1. Inicio
  2. Secciones
  3. España
  4. Josep Antoni Duran i Lleida y Artur Mas, una ruptura pero sin divorcio

EL AJEDREZ CATALÁN

Josep Antoni Duran i Lleida y Artur Mas, una ruptura pero sin divorcio

Finalmente, una decisión en el ajedrez catalán. UDC, Unió, el partido democristiano que lidera Duran no aceptó el ultimátum para sumarse al plan de la independencia de Cataluña.

Hechosdehoy / Hechos de Hoy / Lola Paredes
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

Es un escenario muy fino pero con claves políticas evidentes. Josep Antoni Duran i Lleida, el líder de Unió Democràtica de Catalunya (UDC), no quiere dar el portazo en su relación con Artur Mas. Está actuando de forma muy cuidadosa para que sea el presidente de la Generalitat quien decida asumir la responsabilidad de romper. Pero los acontecimientos se están precipitando.

Hay ruptura aunque sin divorcio formal. Los pasos se van cumpliendo y el escenario se estrecha. La dirección de UDC no aceptó el últimátum lanzado por Convergència Democràtica de Catalunya (CDC). Este rechazo se tradujo en la salida de sus tres consejeros del gobierno de Artur Mas. Se trata de Joana Ortega, Ramon Espadaler y Josep Maria Pelegrí (vicepresidenta del Gobierno y consejeros de Interior y Agricultura).

Sin embargo Artur Mas no ha querido cesarles de inmediato sino de entrada colocarles en una situación incómoda, de desgaste político y personal.

La decisión de rechazar el ultimátum de CDC se tomó por 16 votos a favor, 10 en contra y 2 abstenciones. Pero Duran no quiere romper la federación nacionalista, el partido de Convergència i Unió que forman CDC y UDC. Sería una decisión política pero con repercusiones de todo tipo, incluso económicas por las deudas del partido de Duran

Es un momento de confusión y perplejidad. La federación nacionalista perdió el escenario clave de Barcelona con la victoria de Ada Colau. Artur Mas teme además que Mariano Rajoy pueda convocar elecciones generales el 27 de septiembre. Es una posibilidad no descartada totalmente como informó Hechos de Hoy.

Si hay comicios, como Artur Mas pretende, podría producirse un gran avance de Ciudadanos. La corrupción aparece como el gran lastre para CDC. Duran por su parte desea lanzar un movimiento de centralidad política. Mas sueña con su propia marca política. Y admite a la vez que si hay comicios y recibe personalmente un varapalo, estaría dispuesto a abandonar la escena política.

Es el teatro de los gestos. El del chantaje emocional. Pero también del hartazgo que avanza. 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú