1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. Artur Mas no juega limpio en su pulso con Josep Antoni Duran i Lleida

ÓRDAGO FINAL

Artur Mas no juega limpio en su pulso con Josep Antoni Duran i Lleida

Advirtió que la posición de su partido -una de las alas de la federación nacionalista-a favor de la independencia de Cataluña es primera cuestión en el programa de los comicios del 27-S.

Hechosdehoy / Lola Paredes
Etiquetado en:
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

Paralelamente a las grandes cuestiones entre los cuatro partidos que dominan la escena nacional tras los comicios locales y regionales del 24 de mayo –Partido Popular, Partido Socialista, Podemos y Ciudadanos-, asistimos a un pulso de primer orden en Cataluña.

En principio, los grandes asuntos de la política doméstica estuvieron el lunes 15 en los debates en torno a las elecciones generales de este 2015, y la polémica de Guillermo Zapata -que destacó Hechos de Hoy-. Pero la cuestión de Cataluña no es tema menor porque Mariano Rajoy sigue sopesando si adelanta las elecciones, asunto que no está mi muchos menos cerrado.

Habría que destacar lo primero que Artur Mas no juega limpio con Josep Antoni Duran i Lleida. Es un gran pulso en Cataluña en CiU, Convergència i Unió, la federación nacionalista que han formado hasta ahora Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) –el partido nacionalista de derechas- y Unió Democràtica de Catalunya (UDC), -el partido democristiano-.

CDC soltó el primer órdago. Anunció un programa a favor de la independencia de Cataluña para los comicios del 27 de septiembre. Y no descartó romper la federación si UDC mantiene sus dudas. El coordinador general de CDC, Josep Rull, lo lanzo cómo un  ultimátun. O se está con Artur Mas o se posiciona uno contra él.

A su vez UDC votó su posición. Y Duran i Lleida logró el apoyo a su postura, que está matizada, a favor del derecho a decidir pero contra la independencia radical de Cataluña de España. Ramon Espadaler es el secretario general de UDC en esta compleja singladura llena de matices.

Pero en este pulso hay que indicar que Artur Mas no juega limpio porque ya tomó su decisión. Quiere romper CiU e incluso su propia formación, la CDC, para fundar un nuevo partido, una marca independentista en lo que es una OPA al sector más independentista de UDC.

Así de contundente. Pero su respuesta puede fracasar, y arrastrarle. Si no logra, ha reconocido que estaría dispuesto a tirar la toalla. Esta ves es un órdago a lo grande tras la caída de Barcelona en manos de Ada Colau lo que nunca esperó Artur Mas. Fue el verdadero sismo que ha conmovido a la política catalana y ha desencadenado otras crisis como la del pulso final de Mas con Duran.

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú