1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. Feijóo, si gana las elecciones, se presentará a una investidura sin Vox

Feijóo en Barcelona, en el Círculo de Economía. (Foto: PP)

APLAUSOS EN EL CÍRCULO

Feijóo, si gana las elecciones, se presentará a una investidura sin Vox

"The Times" calificó a Sánchez como "un temerario y autocrático" que ha disparado "su última bala". Feijóo, calificado por Sánchez de derecha extrema y equiparado a Trump, viajó a Barcelona tras anunciar a sus barones que, si gana, acudira a una investidura sin Vox.

Hechosdehoy / Lola Paredes
Etiquetado en:

En el Círculo de Economía de Barcelona el jefe de la oposición, que recibió aplausos a sus reflexiones y explicaciones sobre lo que piensa hacer el Partido Popular si gana ls elecciones, animó a los españoles a iniciar una etapa de solidez económica y regeneración democrática a partir del 23 de julio.

“Tenemos la oportunidad de expresar libremente si queremos continuar con la política frívola, inexperta e inconstante de los últimos cinco años o abrir una etapa de solidez, regeneración democrática y gestión de los asuntos importantes para este país”, proclamó Alberto Núñez Feijóo.

Consideró que Pedro Sánchez tenía que haber convocada las elecciones del 28M con las generales como le pidió el PP y así “los ciudadanos se hubiesen ahorrado mucho tiempo, centenares de millones y enormes incomodidades”,

Criticó que el presidente del Gobierno haya elegido las fechas más calurosas y en el mayor éxodo vacacional para convocar las elecciones. “Es un hecho sin precedentes en casi medio siglo de democracia española”, subraya para añadir que “los ciudadanos tienen ahora mucha más responsabilidad y más ganas de votar que nunca”.

Auguró que el debate político volverá a centrarse en cuestiones “que nada tienen que ver con los ciudadanos” y anticipa que no perderá ni un minuto en cuestiones que afectan a “pulsos para sellar coaliciones, negociaciones impúdicas en puestos en listas y ofertas que solo sirven para apuntalar relatos ante las malas expectativas”.

Señaló que si logra ser presidente del Gobierno no es para “quedarse en el cargo sino para ser “útil”. “Pretendo que se diga no nos ha engañado ha hecho lo que ha dicho, es previsible. Este es mi catecismo”, subrayó.

Afirmó que el Partido Popular ha ganado las elecciones “con claridad y contundencia” y que siete años después su formación se ha convertido en el primer partido de España.

Destacó la recuperación “indiscutible” y el “esperanzador” resultado del PP en Cataluña donde ha pasado del 4´63% del voto al 8´22%, crecido más de 145.000 votos, casi el doble que en 2019 y triplicado su representación, si bien “no nos damos por satisfechos”.

“El 23 de julio se abrirá una nueva etapa en la política, quiero que Cataluña sea clave en ello y que los intereses de la mayoría de los catalanes sean los intereses prioritarios del Gobierno de España”.

“Mi objetivo es que el PP sea un partido de Gobierno en Cataluña” señaló Feijóo quien abogó por volver a una política que supere la división y el enfrentamiento donde la gestión sea lo central, en la que se respeten y fortalezcan las instituciones y no se premie a quienes la degradan o intentan romperla.

“Hay una mayoría latente de catalanes que nos acompañan en el hartazgo con esta situación y que comparten el anhelo del cambio; que prefieren hablar más de como hace un buen uso del dinero público a cómo despenalizar el mal uso, de crear empleo y atraer inversión a Cataluña que de seguir ensimismados en los temas de siempre protagonizados por los de siempre”.

Rechazó el “conformismo, el triunfalismo y el señalamiento social” protagonizado por el Gobierno y abogó por afrontar la situación económica con el “realismo” que requiere.

Señaló que si obtiene la confianza de los ciudadanos, recuperará la “credibilidad” que tiene que tener un presidente del Gobierno. “Es más ético tener una discusión ideológica que decir sí a todos por aguantar unos meses más”.

Apostó por una política fiscal orientada al empleo y a la captación de inversiones así como avanzar en la simplificación administrativa.

Calificó el Impuesto de Patrimonio de “injusto desde el punto de vista fiscal” porque “no se puede pagar por lo mismo todos los años” y aboga por abrir una reflexión sobre cuánto se gana y se pierde con este gravamen.

Pidió abordar la reforma del modelo de financiación con “honestidad” sobre ingresos y gastos tras recordar que el actual fue pactado por un Gobierno socialista con el tripartito catalán.

Descartó que se obligue a los presidentes autonómicos “a hacer magia” con la financiación de los servicios públicos que deben prestar. “No se pueden tomar decisiones que afectan a las comunidades desde el Gobierno central sin hablar con los presidentes autonómicos”.

Propuso recuperar la “lealtad institucional” y elogió a las comunidades autónomas que gestionan los servicios públicos con eficacia pese a estar “tensionadas por el modelo de financiación.

Finalmente ensalzó la figura de Josep Piqué, “un catalanista, español y europeo militante de la libertad y la concordia” que le enseñó a serlo. “Uno de los mejores amigos que me ha regalado la política”.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú