1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. Elly Chen, el rostro del secuestro en Sídney con Instagram y sin pudor

PÁNICO EN LA METRÓPOLI

Elly Chen, el rostro del secuestro en Sídney con Instagram y sin pudor

Un hombre de 34 años y una mujer de 38, junto al secuestrador, un refugiado iraní, Man Haron Monis, los muertos en la operación rescate del Lindt Chocolate Café. Australia vivió su pesadilla.

Hechosdehoy / Lola Paredes
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

Día de pánico en Sídney con el largo secuestro en el Lindt Chocolate Café, el temor a una masacre con el sello de ISIS (Estados Islámico de Irak y el Levante), y la primera pesadilla terrorista en Australia.

En el desenlace -una información seguida por Hechos de Hoy– asalto final de las fuerzas especiales de la Policía de Nueva Gales del Sur con tres víctimas, el secuestrador, Man Haron Monis, y dos de los rehenes, un hombre de 34 años y una mujer de 38. Las autoridades concedieron desde el primer momento la máxima gravedad al secuestro. El primer ministro, Tony Abbott, lo calificó de acción con "motivaciones políticas" y reunió al Comité de Seguridad Nacional.

El final, para especialistas, permitió establecer que no hubo un lobo solitario de ISIS ni una acción planificada o un complot urdido para asesinar y provocar una enorme matanza. Simplemente fue la acción de quien es más una persona que no está en su sano juicio, Man Haron Monis, de refugiado de origen iraní a finalmente terrorista. De 50 años de edad, fue condenado en 2012 por enviar cartas ofensivas contra los familiares de ocho soldados australianos muertos en Afganistán como protesta por el papel de Australia en el conflicto. Pero también tenía antecedentes por agresiones sexuales.

Fue una jornada de miedo pero también de inusitada expectación en Martin Place, en la metrópoli que es el corazón financiero de Australia. Se vivió intensamente el secuestro en las redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram). De repente, sacarse un selfie con el fondo de la cafetería y el trasiego policial desplazó otras cuestiones en Instagram en definitivamente una moda en la que se perdió el pudor. Quedó sobre todo la imagen de terror de Elly Chen, quien logró escapar del mostrador del Lindt Chocolate Café. Junto a cinco rehenes aprovechó una ocasión para huir en una carrera largamente retratada, los 20 metros más largos de su vida.

¿Habrá más lobos solitarios o desaprensivos? ¿Podría surgir un efecto llamada del secuestro en el Lindt Chocolate Café? Austrlia lo teme porque elevó desde septiembre el nivel de alerta terrorista. En la actualidad tiene una amplia expedición de 600 militares en Oriente Medio. La Fuerza Aérea de Australia participa de forma activa en las operaciones aéreas contra ISIS en Irak junto a Estados Unidos. En el momento en que se supo que comenzaba la pesadilla en Martin Place se temió lo peor. Por eso existió tanto temor en un lunes que Sídney tardará en olvidar.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú