1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. Ábalos abre una grave crisis política al negarse a dimitir y desafiar la autoridad de Sánchez

Ábalos en la noche del sábado en el programa
laSexta Xplica. (Foto: La Sexta)

BOMBAZO EN LA SEXTA

Ábalos abre una grave crisis política al negarse a dimitir y desafiar la autoridad de Sánchez

José Luis Ábalos se ha negado a convertirse en un apestado. Ha rechazado la presión de la vicepresidenta primera y vicesecretaria general del PSOE, María Jesús Montero; de la ministra de Defensa, Margarita Robles; y del propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Giro dramático para La Moncloa en el escándalo de corrupción del caso Koldo.

Hechosdehoy / María Céspedes

Atención a un giro dramático para La Moncloa en la noche del sábado en el caso Koldo.

¿Quién a hierro mata a hierro muere?

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez ya teme abiertamente que el juez Ismael Moreno termine imputándole por corrupción en el caso Koldo. Si sucede, obligaría a solicitar el suplicatorio a la Cámara por ser aforado. Y tendría que pedirle al Grupo Socialista su apoyo. ¿Podría ser el comienzo de una rebelión?.

Por la mañana. Sánchez, en el acto de la apertura de la Internacional Socialista, ante la trama de corrupción que acude al PSOE -asunto destacado por Hechos de Hoy– dejó un mensaje velado exigiendo la dimisión de Ábalos, la entrega de su escaño y su expulsión del partido. Dijo que la lucha contra la corrupción “ha de ser implacable, venga de donde venga y caiga quien caiga”.

El mismo José Luis Ábalos le contestó el sábado por la noche en lo que fue un bombazo informativo en el canal La Sexta.

“No voy a dimitir”, aseguró en el programa laSexta Xplica.

Insistió en que no estuvo implicado en la trama y la única vinculación es que el protagonista de los manejos fue un ayudante que colocó en su equipo porque se lo recomendaron, Koldo García Izaguirre.

Atención a que este caso de corrupción está en manos de la Audiencia Nacional.

Según la investigación, Koldo García Izaguirre hizo de intermediario entre empresas y la Administración para conseguir contratos de suministro de mascarillas que dejaron precios desorbitados y millonarias comisiones ilícitas.

“Yo soy diputado ahora, no soy ministro. Si esto se hubiera producido yo siendo ministro, es evidente que tendría que haber dimitido. Y en el momento”, dijo Ábalos.

Al decir “soy diputado ahora”, disparó un torpedo. Las actas de los diputados son personales, no del partido. Es decir, el PSOE podría expulsarle de sus filas, pero jamás retirarle el escaño.

Recordó que no está “acusado por nada”.

Apuntó que, como máximo, se le puede reprochar su “capacidad política para seleccionar al personal” y el haber confiado en personas que le decepcionaron.

“Si eso me inhabilita políticamente, me parece tremendo”, un torpedo contra el presidente, su círculo estrecho de poder y un Gobierno de Pedro Sánchez y Yolanda Díaz que lame aún sus heridas de Galicia..

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú