1. Inicio
  2. Secciones
  3. Internacional
  4. La llamada de Francisco sobre Hebe de Bonafini y Margarita Barrientos

LA DIPLOMACIA DEL TELÉFONO

La llamada de Francisco sobre Hebe de Bonafini y Margarita Barrientos

El viernes 27, Francisco recibirá a Hebe de Bonafini. dirigente K, y defensora estrecha de Cristina Kirchner. El Papa utilizó la diplomacia del teléfono para puntualizar sobre la polémica Margarita Barrientos.

Hechosdehoy / Hechos de Hoy / Mario M. García
Etiquetado en: ·
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

Francisco, en uno de sus rasgos fundamentales, está más próximo de Juan Pablo II que del acual papa emérito Benedicto XVI

Juan Pablo II invitaba a almorzar para escuchar, y a la vez exponer sus ideas. Benedicto XVI no rompió, excepto en contadísimas excepciones, los protocolos del almuerzo reservando estos encuentros para la familia pontificia.

Francisco en cambio añora sus tradiciones de Buenos Aires de compartir la mesa con larguísimas sobremesas. En su filosofía de que no se puede (o debe) vivir sin amigos. Y entre sus amigos hay políticos y sindicalistas.

En Buenos Aires reservaba estos encuentros, que eran muy esperados por él, para los viernes. Eran las reuniones del llamado entonces círculo político íntimo del cardenal. En este círculo hay una persona muy especial para el Papa. Era y es Luis Liberman, experto en asuntos educativos y exdirector de Educación de Gestión Privada en el gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Actualmente, director de la Cátedra del Diálogo y Cultura del Encuentro inspirada por el Papa.

Precisamente el Papa ha querido que trascendiera su llamada a Luis Liberman, la utilización de lo que se conoce en medios vaticanistas como la diplomacia del teléfono.

Al Papa, tras las experiencias durante el mandato de Cristina Kirchner, le inquieta su relación con la nueva Argentina de Mauricio Macri. Y el debate no cerrado de si el Papa es peronista confeso, o incluso si es cristinista.

En El Vaticano, como apuntó Hechos de Hoy, hubo críticas por la forma severa en la que el Papa recibió al presidente Mauricio Macri. Excesivamente adusto. Ahora se ha sumado la polémica del supuesto portazo a Margarita Barrientos y la confirmación de la audiencia a Hebe de Bonafini. Sobre estas últimas cuestiones trascendió que el Papa llamó a Luis Liberman queriendo que se conociera lo hablado.

Francisco confirmó que recibira a la figura central de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini. Dijo que sabe "quién es" y que tiene misericordia por ella “porque le mataron a los hijos” durante la dictadura. No puede “cerrarle la puerta”, habría señalado.

También explico lo que sucedió con Margarita Barrientos, fundadora del comedor Los Piletones. “Nunca supe que Barrientos, a quien aprecio, estuvo acá".

Y sobre la cuestión más espinosa, el cerco judicial sobre Cristina Kirchner, habría dado puntadas. Francisco insiste en que es un “líder espiritual”. Y que las causas que lleva la Justicia argentina no se resuelven en la Santa Sede, sino en los tribunales.

El diario Clarín ofreció estos matices. En Ciudad del Vaticano, en el sector crítico con el Papa de la Curia, se observan estas polémicas y desencuentros. El Papa sabe que sus enemigos esperan sus tropiezos y dificultades. Pero con habilidad los sortea. En el ala amiga del Papa en El Vaticano simplemente se reitera que Argentina y sus circunstancias es a veces tan pesada carga para Francisco como lo fue también Polonia para Juan Pablo II.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú