1. Inicio
  2. Secciones
  3. Internacional
  4. Lesbos, Francisco urge respuestas inmediatas al sufrimiento de los refugiados

VIAJE DE AMARGURA

Lesbos, Francisco urge respuestas inmediatas al sufrimiento de los refugiados

Jorge Mario Bergoglio no acepta la globalización de la indiferencia. Un viaje a Lesbos con gran carga de amargura. El Papa urge la atención del mundo ante la crisis humanitaria.

Hechosdehoy / Hechos de Hoy / Mario M. García
Etiquetado en: ·
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

Quedarán como palabras icónicas. "No estáis solos. ¡No perdáis la esperanza!", clamó Francisco a las personas retenidas en el centro de detención de Moria, en la isla griega de Lesbos.

Para el jesuita Jorge Mario Bergoglio, el papa Francisco, es un gran escándalo que el mar Mediterráneo se haya convertido en el cementerio de familias enteras. También son un escándalo las imágenes del éxodo de Siria, los campamentos de refugiados desguarnecidos en Jordania y Turquía, el rechazo a las columnas humanas en los Balcanes, y la actual situación de hacinamiento en Lesbos.

El Papa no está en el Consejo de Seguridad. Ni tampoco en los centros de poder de la Unión Europea en Bruselas. Pero no acepta, como dice en sus finos análisis, esta tercera parte sórdida de la actual Tercera Guerra Mundial, la de los refugiados abandonados, recluidos, obligados a vivir sin ninguna esperanza. El drama de niños separados de sus padres. La actuación de las mafias para secuestrar a niños.

El Papa llegó lleno de pesadumbre al aeropuerto de la isla de Lesbos donde fue recibido por el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, y el patriarca ecuménico Bartolomeo. Esperaban también a Francisco  el arzobispo de Atenas, Jerónimo II, y el presidente de la Conferencia Episcopal griega, Frangiskos Papamanolis.

Es un viaje de mensajes. El Papa pide actuar. Lleva su solidaridad a Grecia y urge medidas.

“Hemos venido para atraer la atención del mundo ante esta grave crisis humanitaria, para implorar una solución. Todos sabemos por experiencia con qué facilidad algunos ignoran los sufrimientos de los demás o, incluso, llegan a aprovecharse de su vulnerabilidad". Francisco, en Lesbos, agradeció “la respuesta generosa del pueblo griego” y de los voluntarios. "Especialmente de jóvenes que han venido para ayudar desde toda Europa y del mundo”, dijo Francisco.

Ha sido un viaje sin misas, porque la mayoría de refugiados son musulmanes. De esperanza. Y también de llamada a la acción. Francisco -como ha destacado Hechos de Hoy– hasta en tres ocasiones ha hablado a fondo con Angela Merkel sobre una cuestión que considera central, la de los refugiados; la paz para Siria e Irak; y el fin de las persecuciones a cristianos. El viaje de Francisco a Lesbos es su mayor llamada al amor, la unión de las familias, la esperanza, y la paz. Y también a la responsabilidad de todos los liderazgos recalcando que lo que es inaceptable es la globalización de la indiferencia.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú