1. Inicio
  2. Secciones
  3. Radar latino
  4. Protagonismo de Raúl Castro, Enrique Peña Nieto y Juan Manuel Santos

LA DINÁMICA DEL DIÁLOGO

Protagonismo de Raúl Castro, Enrique Peña Nieto y Juan Manuel Santos

Primer balance en la Cumbre de las Américas con el respeto ganado por Barack Obama, el desahogo de Raúl Castro y los énfasis de México y Colombia a la fuerza del diálogo.

Hechosdehoy / Ignacio R. Ferreira
Etiquetado en:
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

De principio a fin, una cadena de protagonistas. El primero, Barack Obama con el respeto ganado y su figura agigantada en América Latina. Un éxito personal para el presidente y el prestigio continental de Estados Unidos (ver en Hechos de HoyObama con el apoyo de Peña Nieto y Rousseff ante Raúl Castro).

Enrique Peña Nieto y Juan Manuel Santos por el énfasis de ambos a la fuerza del diálogo y la nueva dinámica que se abre.

Rafael Correa elogió el liderazgo de Juan Manuel Santos y mostró el apoyo cerrado de Ecuador a Colombia. En la cumbre de presidentes fustigó a la prensa latinoamericana, un conflicto personal con heridas no cerradas.

Dilma Rousseff agradeció a Juan Carlos Valera el esfuerzo de Panamá en organizar sólidamente la más ambiciosa Cumbre de las Américas.  Destacó la importancia de la normalización de relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

Barack Obama, en su intervención, subrayó que Estados Unidos mira al futuro y fijó su posición. "No queremos estar atrapados en ideologías, al menos yo no lo estoy", enfatizó.

Raúl Castro mostró su desahogo. Fue una larga intervención, sin papeles, explicando la historia. Pero mostró respeto por Barack Obama y se disculpó ante él por su análisis con pasión. "Pido disculpas al presidente Obama y a otros por expresarme así, yo mismo le dije que la pasión se me sale por los poros cuando de la revolución se trata. Diez presidentes tienen deudas con nosotros, pero no el presidente Obama".

Enrique Peña Nieto tuvo primero solidaridad con Michelle Bachelet, la gran ausente, y con Chile ante la catástrofe y tragedia humana de las lluvias torrenciales en el desierto de Atacama. Anunció también con solemnidad que México asume ser aliado en el proceso de entendimiento entre Estados Unidos y Cuba.

Ofreció también todo su apoyo personal, y del país, al titánico esfuerzo en Colombia de Juan Manuel Santos en los puentes de diálogo con las FARC. Y, en su análisis, insistió en la dimensión económica del cambio afirmando que el "verdadero desarrollo debe incluir a todos". "Para ser duradero, el crecimiento económico debe ser incluyente. La transformación que hemos emprendido en México tiene ese propósito: que el desarrollo llegue a más familias", sentenció.

A destacar en este primer balance que Nicolás Maduro no logró convertirse en el protagonista de la Cumbre de las Américas. Además de tener un rifirrafe con Patricia Janiot, de la CNN, no empañó las palabras de Raúl Castro. "Le respeto a Obama pero no le tengo confianza", dijo.

Por último Cristina Kirchner, con el horizonte de su retirada, intervino para defender a Cuba y Venezuela. Sin embargo, y como última reflexión, todo el protagonismo en Ciudad de Panamá para Barack Obama y Raúl Castro. Pero no para Fidel Castro. No tuvo la salud política para vivir en directo este momento histórico. Fue relevante que Raúl no fuera fidelista en su histórico discurso. Defendió con pasión la Revolución Cubana pero incluso por el exceso en sus palabras se disculpó con todos los presidentes para no pecar de arrogante.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú