1. Inicio
  2. Secciones
  3. España
  4. Mandar es servir, la elegancia de Letizia y la gratitud a Juan Carlos I

PASCUA MILITAR

Mandar es servir, la elegancia de Letizia y la gratitud a Juan Carlos I

Un mensaje central en la brillante Pascua Militar que puede aplicarse plenamente a la vida civil. Agradecimiento y gratitud también a una figura central en más de tres décadas de democracia.

Hechosdehoy / María Céspedes
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

Dos mensajes centrales del Rey Felipe VI en la Pascua Militar. La afirmación, para la vida militar y civil, de "mandar es servir", y el elogio a las Fuerzas Armadas por administrar sus recursos de forma eficaz. Al presidir por primera vez la Pascua Militar, Felipe VI recordó la cuestión central en 2014 de la abdicación de Juan  Carlos I. A él dedicó "el homenaje de gratitud y respeto que merece de todos".

Así como la reina emérita tuvo, y mantiene, su propia agenda, cultural y solidaria, el rey emérito está en una posición más compleja. Hace un año, el desastre que supuso la Pascua Militar, en la que no pudo pronunciar de forma íntegra su discurso, desencadenó el proceso que culminó con su abdicación. Todavía Juan Carlos I, quien nunca se imaginó un escenario como el que vive, no logra encajar su papel exacto. Aunque tuvo una primera misión como representante del Rey en la toma de posesión de Juan Manuel Santos no ocurrió lo mismo con Dilma Rousseff, llamando la atención su viaje privado en esas fechas a Los Ángeles (asunto que recogió Hechos de Hoy).

Felipe VI, de nuevo con elegancia, dejó de lado estas cuestiones, para subrayar su figura con agradecimiento y gratitud. Mejor que nadie el rey sabe que sólo su padre puede dar las respuestas adecuadas a su nuevo rol y su relación con Doña Sofía. Verles juntos es sin duda la mayor satisfacción del Rey que sabe bien los desencuentros y encuentros entre ambos.

En este comienzo de 2015, el Rey sí quiso devolver todo su prestigio al acto que marca el comienzo del curso político. Es una tradición que arranca del reinado de Carlos III -el que el Rey valora- , cuando el 6 de enero de 1782, se recuperó la localidad. Carlos III ordenó a virreyes, capitanes generales, gobernadores y comandantes militares que, en la fiesta de la Epifanía, reuniesen a las guarniciones y notificasen en su nombre a jefes y oficiales de los ejércitos su felicitación.

Esta tradición volvió a brillar con toda su fuerza. "Mandar es servir. No habrá día en el que deje de recordar este principio, el de servir a los ciudadanos", fue el énfasis del Rey ante el  presidente del Gobierno, Mariano Rajoy: los ministros de Defensa e Interior, Pedro Morenés y Jorge Fernández Díaz; y la cúpula militar de los tres Ejércitos y la Guardia Civil.

Felipe VI agradeció a todos los miembros de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil su "compromiso de lealtad y servicio a España y la Corona". Y recordó la figura de su padre quien "la vivido con intensidad la extraordinaria transformación de la institución militar". Felipe VI subrayó que es un "deber ineludible administrar los recursos de la forma mas eficaz y eficiente posible". Reconoció a la vez el esfuerzo de las Fuerzas Armadas por mantener las capacidades operativas con el nivel requerido para "responder eficientemente a las amenazas, no siempre predecibles". Les instó a seguir trabajando con la "misma abnegación, disciplina y lealtad por nuestra gran nación, comprometidos con el presente y optimistas sobre nuestro futuro".

El Rey vistió el uniforme de capitán general de los Ejércitos, con las condecoraciones correspondientes. La Reina, siguiendo el protocolo, lució un traje largo azul cobalto con bordados en las mangas y en los laterales de la falda. Se mostró distendida, elegante, y muy atenta en el Salón del Trono a los discursos, la imposición de condecoraciones y la recepción. Una celebración, de principio a fin, solemne y brillante.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú