1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. Las mujeres atormentadas de Liv Ullmann y Dietrich Brüggemann brillan en la Seminci

INOCENCIA Y MELANCOLÍA

Las mujeres atormentadas de Liv Ullmann y Dietrich Brüggemann brillan en la Seminci

La Semana Internacional de Cine de Valladolid presentó "Kreuzweg" que narra el vía crucis de una niña que quiere ser santa y "Miss Julie" con Jessica Chastain, Colin Farrell y Samantha Morton.

Hechosdehoy / Rick Blaine
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

La veterana cineasta Liv Ullmann regresó a la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), donde ya es bastante conocida. En esta ocasión llevó a la cita a Miss Julie, una producción de Noruega, Reino Unido e Irlanda con la que competirá por la Espiga de Oro, máximo galardón del festival.

Interpretada por Jessica Chastain, Colin Farrell, Samantha Morton y Nora McMenamy, la acción de Miss Julie está fechado en los años ochenta del siglo XIX, en el ámbito rural de Irlanda, donde en el curso de una noche de verano y en un ambiente de diversión desmedida y desinhibición, la señorita Julie y John, el ayuda de cámara de su padre, bailan y beben en un juego de seducción y manipulación mutua.

Ella representa la pura arrogancia deseosa de ser denigrada, mientras que él es al mismo tiempo refinado y vulgar, los dos está unidos por un sentimiento recíproco de atracción y repulsión al mismo tiempo y su encuentro íntimo, en el que se alternan el típico coqueteo y la intimidación, la ternura y la pasión, pasando por algunos planes descabellados.

Hay que recordar que fue en 1997 cuando Liv Ullmann consiguió el Premio Fipresci y el galardón a la Mejor Actriz para Pernilla August, y un año después, en la 43 Semana, fue homenajeada con la Espiga de Honor. Asimismo, el festival también programó una cita dedicada a su obra.

También estuvo presente en la Sección Oficial de la última edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) un tema como el fundamentalismo religioso, entrando esta vez en escena con Kreuzweg, que narra el vía crucis de una niña de 14 años que quiere ser santa.

Dietrich Brüggemann, director de esta coproducción francoalemana, acude a las estaciones del Vía Crucis de Jesucristo para presentar a Marie, una niña de 14 años criada en el seno de una familia y una comunidad católica ultraconservadora, y contar el modo en que la religión, las creencias que la imbuyen y dominan su vida, determinan su futuro.

En este caso, Marie hermana mayor de una familia de cuatro en la que el pequeño, Johannes, va de médico en médico porque no habla a sus cuatro años, se prepara en catequesis para tomar la confirmación, lo que es un paso muy importante ya que supone el fin de la infancia en el terreno espiritual.

Marie es dominada por un permanente sentimiento de culpa que le hace, entre otras muchas cosas, querer entregar su vida a Dios a cambio de la curación de Johannes, decisión que guarda en secreto pero que alientan tanto la conducta de su madre, quien la domina y la reprende de manera permanente echándole en cara las muchas cosas que hace mal, como del sacerdote, que busca convertir a los jóvenes en guardianes de Dios.

El encuentro con Christian, un joven de la clase de al lado que siente interés por ella y de quien tanto el sacerdote como la madre tratan de alejar, como su amistad con Bernadette, la niñera francesa que ayuda en su casa, no se convierten en un respiro para la joven, quien en su intento de seguir la doctrina del padre Weber llega incluso a rechazar hacer gimnasia al ritmo de música "demoníaca".

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú