1. Inicio
  2. Secciones
  3. Internacional
  4. La segunda caja negra cierra los enigmas en la tragedia de Germanwings

HALLAZGO DECISIVO

La segunda caja negra cierra los enigmas en la tragedia de Germanwings

Giro definitivo. El hallazgo de la segunda caja negra abre las respuestas últimas sobre todo lo que ocurrió desde el momento del despegue en Barcelona hasta el momento del brutal desenlace.

Hechosdehoy / Hechos de Hoy / Mario García
Etiquetado en:
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

Giro decisivo, y se puede decir que esta vez definitivo, en la investigación de la tragedia de Germanwings. Se localizó la segunda caja negra justo en el momento en que comenzaba a cundir un clima de pesimismo. 

Nueve días después, el equipo de rescate localizó la segunda caja negra del vuelo AU9525 de Barcelona a Düsseldorf del pasado 24 de marzo. Hasta ahora se había encontrado la protección de la caja negra pero no su contenido.

La primera de las cajas negras (Flight recorder) registró las conversaciones y comunicaciones de los pilotos. Apareció en el primer día de búsqueda. Se filtró su contenido y rápidamente se desveló lo que sucedió. No hubo explosión ni se produjo un atentado. El audio de la cinta reveló de forma dramática que el copiloto, Andreas Lubitz, decidió estrellar el avión tras abandonar la cabina el comandante.

Según las investigaciones posteriores, y las nuevas revelaciones, el copiloto tenía trastornos emocionales. No podía sumir responsabilidades de pilotaje. Pero lo ocultó.

La caja que ha sido encontrada ahora registra los detalles técnicos del vuelo como la posición del avión, la velocidad o la trayectoria. Finalmente se podrán encajar todas las piezas exactas. Pero ya está confirmado y es definitivo, indicaron expertos a Hechos de Hoy, que Andreas Lubitz, el copiloto de 27 años y con 630 horas de vuelo, aprovechó que el comandante se ausentó de la cabina y le cedió los mandos para accionar deliberadamente el descenso.

A las 10.47, el aparato comenzó a perder altura y pasó de 35.000 pies (10.700 metros) a 6.900 pies (1.800 metros) en solo ocho minutos. En ese tiempo, no se emitió ninguna señal de emergencia o may day. Sólo al final, los pasajeros, en instantes dramáticos, gritaron ante el horror de la muerte.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú