1. Inicio
  2. Secciones
  3. Radar latino
  4. La niñera dominicana que conmocionó Nueva York se declara inocente de asesinato

COMPORTAMIENTO CRUEL

La niñera dominicana que conmocionó Nueva York se declara inocente de asesinato

Joselyn Ortega escuchó la lectura de los cargos, que le fueron traducidos al español, cubierta por una manta blanca y esposada a su cama, atenta pero aún débil.

Hechosdehoy / UN
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

La niñera dominicana Joselyn Ortega se declaró inocente del asesinato de dos niños cuyo cuidado estaba bajo su responsabilidad, como explicó anteriormente Hechos de Hoy, después de que la Fiscalía de Manhattan le comunicó formalmente los cargos en su contra. Ortega está imputada por la muerte a cuchilladas de los hermanos Lucía y Leo Krim, de 6 y 2 años, respectivamente, en el hospital Weill Cornell donde está internada desde el suceso ocurrido en octubre, informó la Fiscalía.

La niñera resultó heridas en el cuello, supuestamente de forma autoinflingida después de asesinar a los niños, cuyos cuerpos fueron encontrados por su madre Marina Krim en la bañera de su hogar en Manhattan y cerca de estos a Ortega.

La mujer escuchó la lectura de los cargos, que le fueron traducidos al español, cubierta por una manta blanca y esposada a su cama, atenta pero aún débil. No habló durante los diez minutos de la audiencia, pero sí lo hizo su abogada, Valerie Van Leer-Greenberg, considerada una de las juristas más audaces en la costa este de Estados Unidos, para reclamar su inocencia.

El juez que lleva el caso, Lewis Stone, ordenó que se realice a Ortega un examen psiquiátrico para determinar si la acusada es competente para ser juzgada, y la siguiente vista se celebrará el próximo 16 de enero, cuando se espera que esté disponible el resultado de esa evaluación.

Ortega, de 50 años, quedó bajo prisión sin fianza y por ahora se ignora cuándo podrá dejar el hospital. "Está acusada de quitar la vida a dos niños inocentes que eran incapaces de defenderse. Este crimen ha conmocionado y horrorizado a los padres de toda la ciudad", afirmó el fiscal Cyrus Vance en un comunicado.

Los hechos ocurrieron en un exclusivo edificio de apartamentos en la zona de Upper West Side mientras la madre, esposa de un ejecutivo de la cadena CNBC, llevaba a su hija de 3 años a una clase de natación. Posteriormente, diversas informaciones de medios locales apuntaron a que Ortega estaba sometida a una fuerte presión tanto en el trabajo como económicamente y que, incluso a pesar de haber sido contratada como niñera, podría haber sido obligada a realizar labores domésticas.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú