1. Inicio
  2. Secciones
  3. España
  4. La incógnita del pacto de Mas y Junqueras, y prueba para Alicia y Pere Navarro

ENCRUCIJADA EN CATALUÑA

La incógnita del pacto de Mas y Junqueras, y prueba para Alicia y Pere Navarro

Toda España pendiente de la votación en Cataluña y los dilemas que abren estos comicios con la necesidad de una negociación que vendrá marcada por los resultados de las urnas.

Hechosdehoy / María Céspedes
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

Un total de 5.257.587 personas están llamadas este domingo a las urnas para depositar su papeleta en las elecciones al Parlamento de Cataluña -la Cámara autonómica). A estos electores hay que sumar los 155.923 que residen en el extranjero y que han podido votar ya por correo.

De los residentes en Cataluña, 112.316 podrán participar por primera vez en los comicios por haber cumplido 18 años desde la anterior votación, celebrada el 28 de noviembre de 2010. Todos ellos están llamados a elegir entre los candidatos a la presidencia de la Generalitat: Artur Mas (CiU), Pere Navarro (PSC), Alicia Sánchez-Camacho (PPC), Joan Herrera (ICV), Oriol Junqueras (ERC), Alfons López Tena (Solidaritat) y Albert Rivera (Ciutadans), además de los representantes de aquellos partidos que todavía no tienen representación parlamentaria.

La provincia con mayor número de electores es Barcelona, con 3.921.641 votantes, seguida de Tarragona (545.094), Gerona (490.318) y, por último, Lérida (300.534).En cuanto a los votantes en el extranjero, los países con mayor número de electores son Francia, con 21.574; Argentina, que cuenta con 20.014; Andorra, con 11.844; y México, donde hay 9.973 ciudadanos de Cataluña con derecho a voto.

Las claves para entender el escrutinio

Lo primero que hay que subrayar de estos comicios es el asombro que han causado dentro y fuera de España -incredulidad en Bruselas en la Comisión Europea– ante el mesianismo e insólita audacia de Artur Mas al presentarse como el líder llamado por la historia para construir la libertad de Cataluña atropellando y pasando "por encima del Consejo de Ministros", de la Constitución y del propio Estado. En una escena en España de recesión, recortes e impuestos, en situación dura y muy difícil, todo lo que está sucediendo es insólito además de preocupante porque se trata de la crisis institucional más grave en la historia de la democracia.

Tanto en La Zarzuela como en La Moncloa, como ha informado Hechos de Hoy, la preocupación es grande. El primer test de esta jornada se centra en los resultados de Convèrgencia y Unió. Si Artur Mas lograra una mayoría histórica e inapelable -la mayoría absoluta de 68 escaños- abriría el escenario de mayor inquietud. Si no lo consigue evidenciaría que hubo un voto de sensatez.

Si CiU no obtiene la mayoría absoluta, se verá obligado a pactar. Y no será una Grosse Koalition. La dinámica de esta campaña mostró que Mas pactaría con la formación de los republicanos de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). Es decir, sería el pacto de la derecha nacionalista y cristiana con la  izquierda radical republicana e independentista, y también en parte antisistema. Se abriría por tanto una legislatura llena de contradicciones y dificultades en el que el primer choque estará asegurado al tener que aprobarse los Presupuestos.

La segunda gran cuestión de estos comicios se centra en la pugna por quién se alza como la segunda fuerza política. Es una lucha a dos bandas (y quizas a tres) entre PSC, PPC y ERC.

Si Pere Navarro no logra que el Partido Socialista –Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC)- sea la segunda fuerza, se abrirá fuertes tensiones. Difícilmente podrá orillar Alfredo Pérez Rubalcaba lo que sería la tercera debacle tras los recientes comicios en Galicia y País Vasco.

Para Alicia Sánchez-Camacho, al frente del Partido Popular de Cataluña (PPC), lograr la segunda plaza sería victoria personal importante. Supondría además un respaldo para la fuerte apuesta de Mariano Rajoy por buscar mujeres de fuerte personalidad, coraje y perfil ético en escenarios claves (María Dolores de Cospedal número dos en el partido y presidenta de Castilla-La Mancha, y Soraya Sáenz de Santamaría, su mano derecha en el Gobierno).

Atención a Oriol Junqueras al frente de ERC. Si desplaza a PSC y PPC como segunda fuerza, ejercería una presión brutal sobre Artur Mas porque quiere la independencia de Cataluña de forma inmediata, situándola en el año 2014.

Por todo ello, los comicios de este 25-N en Cataluña han rebasado todas las fronteras. En un crítico momento y la situación más grave y delicada, estalló la peor crisis de la democracia. Nadie la minimiza y todos se preguntan yacómo se podrán arreglar estos platos rotos porque la vajilla quedó hecha añicos.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú