1. Inicio
  2. Secciones
  3. España
  4. Fuerzas policiales indignadas, y borrador de Artur Mas y Jordi Pujol

EL DOCUMENTO, EN MANOS DEL JUEZ

Fuerzas policiales indignadas, y borrador de Artur Mas y Jordi Pujol

"Policías cabreados", según el secretario general del SUP, habrían filtrado el informe candente por los obstáculos a los investigadores para avanzar en las pesquisas sobre la corrupción en CiU.

Hechosdehoy / María Céspedes
Etiquetado en: ·
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

Máxima presión aún en el final de la campaña electoral en Cataluña con todas las claves desveladas sobre el presunto cobro de comisiones ilegales por parte de Artur Mas y Jordi Pujol, asunto destapado, como ha ido informando Hechos de Hoy, por el mismo equipo de investigación del diario El Mundo que desveló todo el explosivo caso de Iñaki Urdangarin y los sablazos del yerno del Rey a través de una fundación sin ánimo de lucro (pero con efectos que fueron justo lo contrario).

El juez del llamado caso Palau, Joan Maria Pijuan, ya ha recibido el borrador policial sobre el presunto cobro de comisiones ilegales por parte de Artur Mas y Jordi Pujol, que le ha remitido el Sindicato Unificado de la Policía (SUP). Si el juez detecta algún elemento importante podría pedir a la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) de la Policía Nacional que lo validara y se lo devolviera firmado y con carácter oficial.

El secretario general del SUP, José Manuel Sánchez Fornet, desveló en Madrid -y entregó una copia del borrador a los periodistas- que el documento lo elaboraron policías y "alguien decidió" que no se incorporara a ninguna causa judicial y se quedara "durmiendo en un cajón".

Giro muy importante en este caso en la antesala de los comicios del domingo en cataluña. El Sindicato Unificado de Policía (SUP), que es el mayoritario en la Policía Nacional, difundió una comunicación, a la que dio "credibilidad", en la que se señala que el juez del caso Palau, Josep Maria Pijuan, y la Fiscalía boicotearon la investigación de la financiación ilegal del partido de Artur Mas, Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), al negarse a efectuar registros en los domicilios de algunos de sus dirigentes, especialmente en el de su tesorero, Daniel Osácar.

Sánchez Fornet entregó finalmente el borrador policial sobre el supuesto cobro de comisiones ilegales por parte de Artur Mas y Jordi Pujol, que adelantó el diario que dirige Pedrojota Ramírez. El secretario general del SUP ofreció todos lo datos haciendo pública una nota en la que relata la información que le trasladó una fuente calificada de "identificada y fiable".

Se conoció así que se celebró una reunión el 29 de octubre de este año en Barcelona en la que habrían participado los fiscales anticorrupción de Barcelona Emilio Sánchez Ulled y Fernando Bermejo con los comisarios jefes de Asuntos Internos y de la Unidad Central de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF). En esa reunión, los policías habrían enseñado a los fiscales "un informe de situación" y planteado "la necesidad de hacer registros en los domicilios más significativos", entre ellos el de Daniel Osácar. Precisamente Osácar gestiona las cuentas de la Fundación Trias Fargas, a través de la que se canalizaban hacia CDC las comisiones ilegales que cobraba el Palau.

Esta nota indica que el tesorero "había alardeado de tener en un disco duro todos los pagos por si le pasaba algo". Señala tambié que "los fiscales contestaron que no estaba el juez por la labor de seguir y que había que motivar muy mucho esas peticiones, que en época de precampaña lo veían poco factible… en suma, que dedicaran sus esfuerzos a otra cosa".

El secretario general del SUP, José Manuel Sánchez Fornet, explicó que toda esta documentación ha sido remitida al juez. En esta nota, se señala que "en la reunión se habló de otros anónimos y de informaciones de confidentes y, sorprendentemente, dijeron que, si no se identificaba a las fuentes, no tendrían validez, ni siquiera para verificar si era verdad lo que decían". Sánchez Fornet ya indicó que la filtración del borrador se debe en su opinión a fuerzas policias indignadas -"policias cabreados" aseguró textualmente- por los obstáculos que habrían encontrado los investigadores para avanzar en las pesquisas acerca de la corrupción de CiU.

En el caso Palau se investiga el cobro a las constructoras de comisiones ilegales del 4% del presupuesto por el que la Generalitat que presidía Jordi Pujol adjudicaba obras públicas. Una parte de ese dinero estaba destinado a la financiación ilegal de Convergència Democràtica de Catalunya y, otra, terminaba en el bolsillo de los gestores del Palau (Fèlix Millet y Jordi Montull) y de otros dirigentes del partido. El dinero del desfalco se dirigía hacia Convergència a través de la Fundación Ramon Trias Fargas (actualmente CatDem) y empresas fantasma que emitían facturas falsas.

El gran escándalo, que ha puesto la campaña catalana patas arriba, se centra en que el documento (desvelado por el diario que dirige Pedrojota Ramírez -y que el ministerio del Interior reconoció como borrador de origen policial-) vincula la fortuna de la familia Pujol con esta trama de corrupción. Igualmente apunta a una relación con las cuentas millonarias que el padre de Artur Mas movió de Liechtenstein a Suiza.

La campaña catalana va a acabar este viernes con el foco sobre la exigencia de conductas ejemplares y de líneas rojas contra la corrupción sea de quien sea. ¿Cómo va a afectar estas revelaciones con el ambiente de indignados? ¿Habrá apoyos inesperados para CiU o se intensificará la fuga de votos? En los cuarteles generales de CiU, en Barcelona, un estado de excitación. Y más frialdad todavía, aunque guardando las apariencias entre Josep Antoni Duran i Lleida y Artur Mas.
 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú