1. Inicio
  2. Secciones
  3. Internacional
  4. Francisco quiso compartir un momento histórico con Benedicto XVI

LOS NUEVOS CARDENALES

Francisco quiso compartir un momento histórico con Benedicto XVI

Delicadeza de Francisco de compartir con Benedicto XVI la ceremonia y el momento histórico de la entrega del birrete y el anillo a los nuevos cardenales.

Hechosdehoy / Hechos de Hoy / Mario García
Etiquetado en: ·
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

¿No le interesa al Papa lo que sucede en Venezuela? Todo lo contrario. Sigue con extrema prudencia el momento de convulsión política y tiene además excelente información de las grandes coordenadas de esta crisis a través de su número dos, el Secretario de Estado, Pietro Parolin. En su momento, como indicaron medios vaticanistas a Hechos de Hoy, tuvo una visión amplia y pormenorizada, e incluso premonitoria, de Henrique Capriles.

Pero sabe que cualquier palabra suya en este momento se puede malinterpretar. Puso su foco sobre Ucrania pero escuchó a Dilma Rousseff y lo hará también con Michel Martelly, presidente de Haití. Francisco sabe que sus gestos e iniciativas sorprenden a veces en la propia Ciudad del Vaticano, donde hay cosas que no gustan como el gran acto en el día de San Valentín donde aseguró que no existe la suegra perfecta, pero no le importa seguir pisando callos.

La Iglesia en América Latina

El acto de entrega del birrete y el anillo a los nuevos cardenales es ante todo un reconocimiento al papel de la Iglesia en América Latina, un escenario que para Francisco tiene un peso y relevancia excepcional. Para un momento tan importante, Francisco quiso que asistiera  a esta ceremonia el Papa emérito, Benedicto XVI. Ha sido su primer acto público en Ciudad del Vaticano desde su renuncia el 28 de febrero de 2013.

De los 19 cardenales, 16 son menores de 80 años y con derecho a participar en un cónclave. Reflejan la visión de Francisco. Proceden en su mayoría del sur y de regiones periféricas en contraposición a lo que podría ser una mirada eurocéntrca. El Papa no ve la Iglesia desde los ojos de Roma. Proyecta su personalidad desde fuera. Y esto que es simple y complicado, lo enseñó de forma pedagógica no queriendo vivir en los aposentos del Papa sino en el convento Santa Clara, como si fuera una persona de paso, y porque eso a la vez le permite escuchar a la calle.

Cuatro cardenales de América  Latina en el nuevo colegio cardenalicio: el arzobispo de Buenos Aires, Mario Aurelio Poli; Santiago, Ricardo Ezzati Andrello; Río de Janeiro, Orani Joao Tempesta; y Managua, Leopol Brenes Solorzano. A ellos se suma el obispo de Les Cayes (Haití), Chibly Langlois, de 55 años, el más joven, subrayando la atención en lo que Francisco califica como una Iglesia "pobre para los pobres".

El Papa, tras escuchar a Dilma Rousseff, quiere profundizar en la situación de Haití, y tener más información. No sólo desea para la isla de La Española paz y bienestar. También que exista una corriente cristiana y solidaria entre Haití y República Dominicana, de espíritus abiertos y no cerrados, de sinceridad y no hipocresías, y de caridad evangélica. En Ciudad del Vaticano hay cierto morbo por los planes de Francisco que desvela y va avanzando, entre ellos los que son para República Dominicana y también para España.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú