1. Inicio
  2. Secciones
  3. Radar latino
  4. El fatal error que acabó con los sueños de 71 personas en el drama de Chapecoense

DIÁLOGO DESESPERADO

El fatal error que acabó con los sueños de 71 personas en el drama de Chapecoense

Salió a la luz el audio inédito de las comunicaciones entre el piloto del avión accidentado, Miguel Alejandro Quiroga,y la torre de control del aeropuerto internacional José María Córdova.

Hechosdehoy / Arturo Vázquez
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

En la búsqueda de una razón que explicase el accidente del avión de la compañía boliviana LaMia que transportaba al equipo de fútbol brasileño Chapecoense, en el que perdieron la vida 71 personas, el coronel Freddy Bonilla, secretario de seguridad aérea de Colombia, confirmó la peor noticia. "Lamentablemente, la aeronave no contaba con el combustible de seguridad establecido por normativa". 

"En el momento del impacto el aparato no tenía gasolina, estamos llevando a cabo una investigación para conocer el motivo", explicó a los medios de comunicación. 

Las autoridades colombianas en colaboración con un experto en aeronáutica de Bolivia, especialistas brasileños, técnicos de Reino Unido (país de origen de fabricación del aparato), además de personal de la Agencia Nacional de Investigación de Transporte Aéreo de Estados Unidos, trabajan para esclarecer por qué la compañía LaMia permitió que un avión volara sin el combustible necesario para un trayecto de 1.588 millas náuticas.

"Las normas internacionales establecen que una aeronave, para realizar vuelo entre aeropuertos, debe contar con un combustible mínimo, con un aeropuerto alterno, adicionar 30 minutos, y cinco minutos de combustible reserva", explicó el coronel Bonilla

Cabe destacar que el avión que transportaba al Chapecoense tenía un plan de vuelo alternativo en Bogotá, pero según aseguró el responsable, no tuvo que usarlo "porque las condiciones climáticas en Rionegro eran adecuadas".

A las 21.49 de la noche del lunes, según el relato de las autoridades, el avión procedente de Santa Cruz, en Bolivia, solicitó prioridad para aterrizar en el aeropuerto José María Córdova de Rionegro, cerca de la ciudad de Medellín, por un problema de combustible. La torre de control le autorizó la aproximación. Dos minutos después declaró la emergencia por el mismo problema y cinco minutos más tarde alertó de una falla eléctrica total y pidió vectores.  Posteriormente, cuando la aeronave descendió a 9.000 pies, los rádares perdieron su señal y se produjo el accidente. 

Estos hechos coinciden con una grabación  en la que se escucha la conversación entre el piloto Miguel Quiroga y una controladora. La transcripción de la conversación sería la siguiente:

Piloto del avión: "Hay una falla eléctrica total, sin combustible. Vectores, señorita, vectores a la pista".

Torre de control: "La señal radar se perdió, no lo tengo, notifique rumbo ahora".

Piloto del avión: "9.000 pies, señorita. ¡Vectores, vectores!"

Torre de control: "Está a 8,2 millas de la pista. ¿Qué altitud tiene ahora?"

Torre de control (voces de fondo): "Ya no contesta, no… Allá cayó, allá cayó"

Por su parte, el coronel Bonilla aseguró que "este audio no está certificado y es inexacto en sus tiempos". 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú