1. Inicio
  2. Secciones
  3. Editoriales
  4. Evitar un 9-N con Mossos, y cordura en 10-N para La Moncloa y la Generalitat

EL VOTO DE DURAN

Evitar un 9-N con Mossos, y cordura en 10-N para La Moncloa y la Generalitat

Duran votó sí-no en el 9-N para que mejore el "trato" a Cataluña. El líder de Unió declaró no estar "nada de acuerdo con el trato que recibe" la comunidad pero recordó que no es independentista.

Hechosdehoy / Hechos de Hoy
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

El líder de Convergència i Unió (CiU) en el Congreso y líder de Unió Democràtica de Catalunya (UDC), Josep Antoni Duran Lleida, votó un a la primera pregunta -sí quiere que Cataluña sea Estado- porque no está "nada de acuerdo con el trato que recibe Cataluña" del Estado, y un no a la segunda -si ese Estado debe ser independiente- porque recordó que no es independentista, aunque asegura respetar mucho a los que lo son.

El voto de Duran Lleida y sus palabras se convirtió en mensaje significativo para el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el presidente de la Generalitat, Artur Mas, pendientes en sus despachos del desarrollo de los acontecimientos en este crítico 9 de noviembre. Para ambos el primer reto es el de un domingo sin que sea necesaria la movilización de los Mossos (Mozos de Escuadra, la policía autonómica de la Generalidad de Cataluña).

Sobre la votación de este domingo en Cataluña, unas ideas centrales:

1. Se trata más de una macroencuesta que una consulta porque no tiene las garantías para ser considerada legítima.

2. Pueden participar los mayores de 16 años (catalanes residentes en el extranjero y los inmigrantes afincados en Cataluña).

3. No existe un censo. El Tribunal Constitucional no lo permitió. Se vota en 942 de los 947 municipios de Cataluña. El resultado se conoce a partir del lunes 10. Todo el protagonismo de la jornada recae en los voluntarios.

4.- El ministro de Justicia, Rafael Català, abrió un escenario de perfil bajo, que destacó Hechos de Hoy, al adelantar que el Gobierno no acudirá al Tribunal Constitucional si la Generalitat no promueve actuaciones en el desarrollo de lo que se calificó de consulta alternativa al referéndum.

Esta vez Mariano Rajoy y Artur Mas han coincidido en un mismo objetivo. A ninguno les interesa que este 9-N se convierta en un peligroso salto adelante de crispación, encono y mayor enfrentamiento. Las tareas para el 10-N, el día después, son urgentes. Hay que cerrar heridas y divisiones. Urge el diálogo. La sociedad catalana es compleja con diferentes sensibilidades. Se impone -y es el mandato político y moral del Rey Felipe VI– negociar y explorar con audacia soluciones que sean constructivas por ambas partes. Es hora de que vuelva la política y la sensatez.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú