1. Inicio
  2. Secciones
  3. Internacional
  4. El momento Pearl Harbor y el puerto de Kaliningrado, el portaaviones de Putin

Bienvenida oficial al Rey a su llegada al Palacio Presidencial en Vilna, donde se reunió con el presidente de la República de Lituania, Gitanas Nausėda. (Foto: @CasaReal)

EL REY EN LITUANIA

El momento Pearl Harbor y el puerto de Kaliningrado, el portaaviones de Putin

Máximo respeto y apoyo al viaje oficial del Rey Felipe VI en las repúblicas bálticas y Polonia en el momento en que Putin recrudece sus ataques y amenazas a Ucrania. El Rey primero en Estonia, y luego en Lutuania ha reafirmado el apoyo político, económico y militar a quienes son países claves de la Unión Europea y la OTAN.

Hechosdehoy / Lola Paredes Crustó

Lituania es el estado báltico más meridional de Europa, antigua nación del bloque soviético que limita con Polonia, Letonia y Bielorrusia. Su capital, Vilna, cerca de la frontera con Bielorrusia, es famosa por su Ciudad Antigua medieval. También tiene arquitectura gótica, renacentista y barroca, y una catedral del siglo XVIII construida en el sitio de un templo pagano. La Torre de Gediminas sobre una colina es un símbolo de la ciudad y la nación, y tiene vistas panorámicas.

Pero Lituania limita también al sur con la provincia rusa de Kaliningrado. El territorio encajonado entre Lituania y Polonia, bajo la soberanía primero de la Unión Soviética y después de Rusia desde el final de la II Guerra Mundial.

Desde que se produjo la invasión de Ucrania por Rusia, tras la anexión ilegal de Crimea, y estalló la guerra, Lituania vive bajo el denominado  riesgo de un momento Pearl Harbor con Rusia y el temor al estallido de una crisis por el puerto de Kaliningrado, el llamado portaaviones indestructible de Putin.

 

Capital: Vilna
Idioma oficial: Lituano
Continente: Europa
Gobierno: República, Estado unitario, Parlamentarismo, República parlamentaria, Semipresidencialismo
Primera ministra: Ingrida Šimonytė
Población: 2,832 millones (2022) Banco Mundial
Superficie: 65.200 km²

La visita oficial del Rey a Lituania

En los hechos de hoy, lunes 24, el Rey Felipe VI realizó una visita oficial a la República de Lituania. Fue recibido a su llegada al Aeropuerto Internacional de Vilna, por la embajadora de España en la República de Lituania, Nieves Blanco; la canciller de la oficina del Presidente de la República de Lituania, Agila Barzdiene; y por la embajadora de la República de Lituania en España, Lyra Pisyte-Bostrem.

De nuevo el Rey, como destacó Hechos de Hoy, realizó esta importante visita en soledad insólita en la historia de la democracia, sin ministro de jornada, mostrando de manera lacerante la nula cooperacióm del Gobierno de Pedro Sánchez con la Corona.

Tras su llegada, el Rey se trasladó al Palacio Presidencia, donde fue recibido con Honores Militares y la interpretación de los Himnos Nacionales de ambos países, para mantener un encuentro con el Presidente de la República de Lituania, Gitanas Nauseda.

Tras el encuentro, el Rey y el presidente lituano, han mantenido un almuerzo de trabajo.

Felipe VI, en un discurso en inglés. reafirmó el compromiso de España con la segurdad en el espacio geopolítico del mar Báltico.

“As partners and allies in the EU and NATO, we share a common vision for a free and united Europe. Our experience has shown that our cooperation is imperative to promote stability and prosperity in these times of global uncertainty”

Reafirmó el compromiso de España con los países bálticos y con su seguridad, defendiendo la necesidad de cooperar “en estos momentos de incertidumbre” en aras de la estabilidad y la prosperidad.

Destacó que España y Lituania comparten “una visión común de una Europa libre y unida”. Si algo ha demostrado la experiencia, ha incidido, es que “nuestra cooperación es indispensable para promover la estabilidad y la prosperidad en estos momentos de incertidumbre global”.

Visita al Antakalnis Cemetery

A primera hora de la tarde, el Rey se ha trasladado al Antakalnis Cemetery. Asistió a un Homenaje a los Caídos en el Memorial de los asesinados que lucharon por la Independencia de Lituania, El Rey mantuvo un minuto de silencio.

Encuentro en el Parlamento

A continuación, el Rey se ha dirigido al Parlamento de la República de Lituania (Seimas), donde ha mantenido un encuentro con su presidenta, Victoria Cmilyte. Firmó en el Libro de Honor. Durante su recorrido pudo contemplar el Memorial de las víctimas del 13 de enero – Monumento de las barricadas.

La Base Aérea de Šiauliai

A media tarde, el Rey ha viajado a la Base Aérea de Šiauliai  (Lituania), donde vestido con el uniforme del Ejército del Aire y del Espacio y acompañado por el Presidente de Lituania, ha visitado el Destacamento Aéreo Táctico Vilkas del Ejercito del Aire y del Espacio que desde 2004 desarrolla misiones de Policía Aérea en el Báltico.

A su llegada ha sido recibido por el jefe del Destacamento Aero-Táctico Vilkas, Pablo Estrada. Tras una presentación a cargo de los jefes de la Fuerza Aérea de Lituania y del destacamento español, el Rey ha visitado las instalaciones del Centro de Operaciones, ha visualizado el ejercicio Tango Scramble, en el que se simula una alarma de intrusión en el espacio aéreo de Lituania y el despegue de un avión del destacamento para interceptarlo e identificarlo. La jornada ha finalizado con un encuentro del Rey con los militares del contingente español.

Para los países miembros que no tienen la capacidad aérea necesaria, existen acuerdos para asegurar un estándar único de seguridad en el espacio aéreo europeo de la OTAN. Dado que sus tres miembros bálticos -Estonia, Letonia y Lituania- no disponen de los medios aéreos necesarios para contribuir a la policía aérea de la OTAN en sus propios territorios, los miembros de la Alianza les proporcionan las capacidades necesarias. La misión de Policía Aérea del Báltico es puramente defensiva, destinada a cubrir las limitaciones que en materia de defensa aérea tienen los países bálticos.

Los aliados se turnan para desplegarse en las bases aéreas de Šiauliai (Lituania) y Ämari (Estonia), con rotaciones de cuatro meses, listas para ser lanzadas por el Centro de Operaciones Aéreas Combinadas de la OTAN en Uedem (Alemania) si es necesario. Las Fuerzas Aéreas de Lituania, Letonia y Estonia contribuyen a la misión con el apoyo del país anfitrión en forma de infraestructura y personal de mando y control aéreo.

España, como miembro activo y comprometido de la Alianza, participa periódicamente en la misma. Si bien centró el interés de la opinión pública a consecuencia de la crisis de Ucrania de 2014, su participación viene desarrollándose de forma continuada desde 2004. España contribuye con varios aviones de combate cuando le corresponde activarlos.

Además de los medios aéreos, la Fuerza Aérea española despliega unos 150 militares dentro del contingente que hacen posible todas las labores de mantenimiento, logística, vigilancia y control del Destacamento. En función de la Unidad desplegada, España contribuye a la seguridad de los países bálticos con aviones F-18 o Eurofighter.

La situación especial de Lituania

La visita a Lituania del Rey tuvo una importancia especial por el espacio geopolítico de este país del Báltico. El estallido de la guerra en Ucrania han puesto en el punto de mira el enclave ruso de Kaliningrado, situado entre Polonia y Lituania.

El óblast de Kaliningrado es un territorio de 15.100 kilómetros cuadrados que limita con Lituania al noreste, Polonia al sur (ambos miembros de la Unión Europea y la OTAN) y el Mar Báltico al noroeste. Está geográficamente a 360 km del resto de Rusia.

Forma parte de las 83 entidades federadas del país (85 incluyendo la República de Crimea y la “ciudad de importancia federal” de Sebastopol, anexionada ilegalmente en 2014). Con una población de cerca de un millón de habitantes, el óblast es el 50º más poblado de la Federación Rusa.

Herencia de la Segunda Guerra Mundial, este territorio que antes formaba parte de Prusia Oriental fue asignado a la URSS tras la conferencia de Potsdam en 1945.

La presencia de la OTAN en el Báltico y en Polonia, y el reciente bloqueo lituano al tránsito de mercancías rusas, han reavivado además el temor a una anexión por parte de Rusia del corredor de Suwałki, que conecta Bielorrusia con el territorio de Kaliningrado a lo largo de la frontera entre Lituania y Polonia.

En la época de la caída de la URSS, Kaliningrado se veía como una oportunidad de cooperación entre la Unión Europea y Rusia. Oero hoy su territorio está en el centro de las crecientes tensiones en el continente. La zona se ha convertido en una cuestión estratégica y geopolítica.

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú