1. Inicio
  2. Secciones
  3. Salud
  4. Especial investigación médica
  5. El gen durmiente que esconde datos sobre el origen de la metástasis

DIANAS TERAPÉUTICAS

El gen durmiente que esconde datos sobre el origen de la metástasis

Encuentra un gen que se enciende como una bombilla para guiar a las células tumorales hacia otros órganos, dando lugar a posibles tratamientos efectivos.

Hechosdehoy / Carmen Rodríguez Campos
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

Manel Esteller. Este es el nombre del investigador que descubrió un mecanismo que explica cómo las células tumorales logran escapar de su lugar original y extenderse a otros órganos, lo que origina la aparición de las metástasis, la causa de la mayoría de muertes por cáncer. Asimismo, también consiguió identificar dos dianas terapéuticas susceptibles a responder a dos fármacos ya existentes, lo que abre la puerta a un posible tratamiento.

El descubrimiento, que fue publicado en la revista Nature Medicine, ha logrado grandes aplausos. Las metástasis ocasionan nueve de cada 10 muertes por cáncer. Esto es debido a que suelen afectar a órganos vitales, como el cerebro o los pulmones, a diferencia de los tumores primarios.

Por ese motivo, desde hace una década aproximadamente los esfuerzos en investigación oncológica se centran en tratar de entender los mecanismos que propician este proceso con el objetivo de conseguir prevenirlo. Uno de los tipos de tumor con peor pronóstico que más tiende a expandirse y diseminarse por el organismo es el melanoma, el cáncer de piel, para el que existen algunos fármacos efectivos aunque no funcionan en todos los pacientes.

Según datos de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) cada año se diagnostican en nuestro país unos 3600 nuevos casos, una cifra que en las últimas décadas está incrementando debido a la mayor exposición al sol. Es por ello que Esteller se centró particularmente en el melanoma.

Los expertos compararon muestras de tumores primarios de pacientes con muestras de las metástasis de esos mismos pacientes y es así como identificaron una alteración en un gen. Se trata de un gen, llamado TBC1D16, que estaba ‘dormido’ o no activo y que al despertarse abre la puerta a la metástasis”, explicó el experto.

“Es como una bombilla que al encenderse guía a las células cancerosas del tumor primario para que puedan escapar de su lugar de nacimiento”, comentó. “Este ‘gen durmiente’ se encuentra inactivado en todo el organismo, a excepción de en un tipo de neuronas y algunas células madre en las que al parecer regula vías de señalización intracelular: cuando llega una señal exterior, como si fuera un guardia de seguridad, se encarga de introducirla en la célula”, recalcó.

El otro gran descubrimiento de este estudio es que este mecanismo que les permite escapar también hace que estas metástasis dependan por completo para sobrevivir de los dos oncogenes y ya existen fármacos que funcionan contra ellos, llamados inhibidores de BRAF y de EGFR. “Podemos usarlos combinados contra esas metástasis, puesto que tienen un efecto sinérgico cuando se administran conjuntamente”, añadió.


– Ver en Hechos de Hoy: Fruta y verdura con o sin piel, la opción más saludable en entredicho

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú