El cantante canario Quevedo está arrasando en todo el mundo. (Foto: captura YouTube)

A CADA UNO SU PÚBLICO

El éxito de Quevedo y su “Quédate”, número 1 en Spotify

El cantante canario Quevedo lleva casi un mes como nº 1 en escuchas en Spotify a nivel mundial. Más de 300 millones y batiendo récords. Ahí lo tienen, a una barbaridad de gente le gusta y hay que respetarlo. 

Hechosdehoy / Luis Alberto Serrano
Etiquetado en:

No, no me gusta la canción con la que el cantante canario lleva casi un mes como nº 1 en escuchas en Spotify a nivel mundial. Más de 300 millones (sí, sí, lo he escrito bien). Ahí lo tienen, a una barbaridad de gente le gusta y hay que respetarlo.

Contextualizo. El chico se llama Quevedo y la canción BZRP Music Sessions Vol. 52, pero es más conocida como Quédate. Por ser producida por el Dj argentino Bizarrap, también se la conoce como “la de Quevedo y Bizarrap”.

Este productor mezcla en su estudio las colaboraciones con gente que hace y las titula así mismo. Como ven, la de Quevedo hace la nº 52. Su estilo bailable y su poder de influencia hace que las canciones crezcan como la espuma y que todos quieran trabajar con él. Y Quevedo, el chico canario que no tiene ni siquiera un disco en el mercado más allá de las canciones que ha colgado sueltas, encontró su momento y lo está aprovechando.

Pero donde está la bondad o la calidad de las cosas. A mí, la frase al oírla cantada por mis sobrinas “Perreamos toda la noche y nos dormimo’ a las die‘ me parece brillantísima y si a la gente le gusta, repito, hay que respetarlo. Le habla a la gente joven en su lenguaje y con el “imprescindible” autotune si quieres que la gente baile hoy en día.

A los jóvenes de hoy les da igual si no sabe cantar. De hecho, en el Festival Boombastic de Fuengirola ni siquiera cantó, puso el disco y se dedico a hacer saltar a la gente. Y si eso es lo que han ido a buscar y él se lo da, me parece que no engaña a nadie.

Hoy, la industria musical se mueve en las redes sociales, esas en las que se sumergen los jóvenes. Quizás la culpa la tenemos los de “cierta” edad que dejamos de comprar los CD,s que se quedaron en desuso o los que empezaron a descargarse los discos ilegalmente porque eran gratis. Hemos creado una industria nueva que, ahora, no nos incluye como público potencial. Así que no les extrañe si le vende más Quevedo a los jovencitos que Pink Floyd a los mayorcitos.

PD: Más absurdas son las letras de Instituto Mexicano del Sonido y durante su concierto esta semana en el LPA Groove Summer me hicieron dar brincos desde la primera canción. Así que, cada artista tiene su público.

Noticias relacionadas:

La piel del tambor de Arturo Pérez Reverte ya tiene fecha de estreno
Maluma incursiona en el mundo de la moda con una idea muy clara

Otras noticias:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú