1. Inicio
  2. Secciones
  3. Economía
  4. Dropshipping: la solución definitiva al comercio online

GRAN ALTERNATIVA

Dropshipping: la solución definitiva al comercio online

El minorista que utiliza dropshipping como herramienta de venta online no tiene que tener un stock del producto que está vendiendo.

Hechosdehoy / UN
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

La digitalización de la sociedad ha terminado arrastrando a muchas empresas, actualizando su modelo de negocio y sus estrategias de venta, con vistas a poder mantener el mismo nivel de actividad comercial previo a la existencia de la red.

Una de las actividades que más se encuentran hoy en día en la red son las tiendas online. En ellas muchas empresas aprovechan el acceso a internet de la sociedad y realizan sus ventas de forma virtual para finalmente enviar el producto adquirido al cliente o consumidor.

Una alternativa a la tienda online tradicional

Muchos emprendedores actuales, en el contexto de crisis, encontraban problemas para montar una tienda virtual “tradicional”. Esto suponía la necesidad de contar con una cifra de capital que puede que no fuese económicamente alcanzable para ellos, o la necesidad de tener un espacio físico donde poder almacenar los productos, y posteriormente realizar los envíos al cliente. El dropshipping es la alternativa para esos emprendedores que se encontraban algunas dificultades.

Este modelo de negocio conecta al cliente con un minorista, que adquiere el producto del mayorista, y es éste directamente quien realiza el envío al cliente inicial, pero sin que el minorista interceda en el producto en sí mismo. Esto quiere decir que el minorista que utiliza dropshipping como herramienta de venta online no tiene que tener un stock del producto que está vendiendo.

Si pensamos en una tienda online de ropa, cuando un cliente realiza, por ejemplo, la compra de un pantalón de una marca determinada, el pedido llega al minorista y éste lo envía al mayorista para su tramitación y envío al cliente final. Por lo tanto, no necesita almacén físico para realizar esta actividad, además del ahorro en los costes de preparación y envío del pedido.

La tiende online tradicional también puede hacer uso del dropshipping

La mayoría de dropshipping webs que existen comienzan a funcionar de la misma manera, con una inversión inicial de capital mucho menor que si fuera necesario tener un stock de los productos que se vayan a ofertar.

Sin embargo, muchos ecommerce tradicionales ya existentes pueden hacer uso de este modelo de negocio, solo necesitan incorporar nuevas marcas a su catálogo sin descuidar con qué palabras clave quieren que los clientes las relacionen con ellos; para esto un estudio de palabras clave será fundamental.

De esta manera, tendrán una parte del negocio en stock, y otra parte funcionando a través de dropshipping.
Una de las posibilidades que ofrece este sistema para las tiendas online en funcionamiento es el bajo riesgo que supone apostar por una nueva línea de productos. Esto es porque al no tener que realizar una inversión inicial, si el producto no convence y no se acaba vendiendo, no hay que devolverlo al mayorista.

A pesar de todas las ventajas, es necesario mantener un mínimo de coherencia en la línea de productos que se está ofertando en la web, así la oferta será uniforme e igual de atractiva para el cliente. Esto se traducirá en una nueva oferta como una fuente de ingresos efectiva, y sostenible para el modelo de negocio. 
 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú