1. Inicio
  2. Secciones
  3. Internacional
  4. David Barnea, director del Mosad, y Ronen Bar, jefe del Shin Bet, negociaron en París con Catar y Egipto

David Barnea, director del Mosad. (Foto: CTI)

LIBERAR A LOS REHENES

David Barnea, director del Mosad, y Ronen Bar, jefe del Shin Bet, negociaron en París con Catar y Egipto

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, reveló que representantes de Israel, Estados Unidos, Egipto y Catar se reunieron en París. Egipto y Catar actúan como el puente de diálogo con Hamás. Se busca liberar a todos los rehenes y el alto el fuego en Gaza.

Hechosdehoy / José Gustavo Vidal

La guerra de Gaza se  halla en un momento crítico. Para Estados Unidos -como avanzó Hechos de Hoy– no es una opción de Israel la ocupación de la ciudad de Rafah y provocar un estampida humana hacia el corredor de Filadelfia.

Tanto el presidente Joe Biden, como el secretario de Estado, Antony Blinken, insisten en la necesidad de negociar un alto el fuego y de establecer negociaciones para la liberación de todos los rehenes.

Estados Unidos desveló este domingo que las conversaciones  internacionales en París sobre la guerra en Gaza llegaron a un “entendimiento” sobre un posible acuerdo para que Hamás libere a los rehenes y haya un nuevo alto el fuego en la región

Una delegación de Israel dirigida por el jefe del Mosad, David Barnea, estuvo en París el viernes para abordar un acuerdo que asegure un nuevo cese el fuego y la liberación de secuestrados retenidos por Hamás en Gaza a cambio de prisioneros palestinos en poder de Israel.

“Representantes de Israel, Estados Unidos, Egipto y Catar se reunieron en París y llegaron a un entendimiento entre los cuatro sobre cuáles deberían ser los contornos básicos de un acuerdo sobre rehenes para un cese el fuego temporal”, dijo el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, a CNN.
<

“Todavía se negocian los detalles. Tendrán que ocurrir discusiones indirectas de Qatar y Egipto con Hamas, pues en última instancia tendrán que acordar liberar a los rehenes”, añadió.

“Ese trabajo está en marcha. Y esperamos que en los próximos días podamos llegar a un punto en el que haya de hecho un acuerdo firme y definitivo sobre la cuestión”.

Las negociaciones para un cese el fuego se reanudaron en Doha entre los cuatro países y también representantes de Hamás.

En el ataque terrorista del 7 de octubre, Hamás secuestro a 250 personas. 130 siguen en Gaza, incluyendo 30 que se cree están muertos.

Al igual que en la tregua de una semana de duración en noviembre donde se liberó a más de 100 rehenes y 240 prisioneros palestinos, Catar, Egipto y Estados Unidos encabezan los esfuerzos para asegurar un nuevo acuerdo.

El ataque terrorista ataque de octubre dejó 1.160 personas asesinadas, en su mayoría civiles, según cifras oficiales israelíes. El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, insistió el domingo que una operación militar en Rafah pondría a Israel a semanas de una “victoria total” sobre Hamás.

“Si tenemos un acuerdo, se demorará un poco, pero ocurrirá”, dijo a la cadena estadounidense CBS. “Si no tenemos un acuerdo, lo haremos de todos modos. Tiene que hacerse porque la victoria total es nuestro objetivo y la victoria total está al alcance, no a una distancia de meses, sino de semanas, una vez que comencemos la operación”, añadió.

Los jefes David Barnea y Ronen Bar

David Barnea, director del Mosad, la agencia exterior israelí de inteligencia, y Ronen Bar, jefe del Shin Bet, el servicio de seguridad interior, participaron en las conversaciones en París. Sobre la mesa están las ideas para Gaza tras un alto el fuego definitivo.

Neyanyahu es partidario de que el territorio sea gobernado por “funcionarios locales” sin vínculos “con países o entidades que apoyan el terrorismo”. Plantea que el ejército pueda operar en Gaza para “evitar cualquier resurgimiento de la actividad terrorista” y crear una “zona tapón” para asegurar “la seguridad” del Estado de Israel, según The Times of Israel.

En noviembre, una tregua de una semana permitió liberar a más de 100 rehenes capturados por Hamás durante su asalto en territorio israelí, a cambio de la excarcelación de 240 palestinos presos en Israel. Desde entonces, los mediadores internacionales tratan de acordar un nuevo cese el fuego para liberar a los demás rehenes, y autorizar la entrada de ayuda humanitaria. Aún quedan 130 rehenes en Gaza y 30 de ellos habrían muerto, según Israel.

Una fuente de Hamás afirmó que a finales de enero, las partes en conflicto analizaron en París un plan para una tregua de seis semanas y la liberación de entre 200 y 300 presos palestinos a cambio de entre 35 y 40 rehenes israelíes. También se desarrollaron conversaciones en Egipto, con la participación del jefe político de Hamás, Ismail Haniyeh.

UNRWA en el punto de mira

La Autoridad Palestina, en el poder en Cisjordania, se opone tajantemente al plan de Netanyahu. “Si el mundo quiere seguridad y estabilidad en la región, debe poner fin a la ocupación israelí de los territorios palestinos y reconocer el Estado palestino independiente con Jerusalén como capital“, sentenció Abu Rudeineh, portavoz de Mahmud Abás, que administra este territorio palestino ocupado por Israel desde 1967.

Netanyahu también prevé desmantelar la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA). Israel acusó a 12 de sus empleados de estar involucrados en el ataque del 7 de octubre. La ONU desvinculó inmediatamente a los trabajadores acusados e inició una investigación interna.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú