1. Inicio
  2. Secciones
  3. Internacional
  4. Van Jones advierte sobre la victoria de Glenn Youngkin en Virginia
La advertencia de Van Jones al Partido Demócrata. (Foto: CNN)

La advertencia de Van Jones al Partido Demócrata. (Foto: CNN)

ALARMA PARA BIDEN

Van Jones advierte sobre la victoria de Glenn Youngkin en Virginia

Amargo regreso a casa de Joe Biden tras su exitosa gira europea en Roma (G-20) y Glasqow (COP26). La victoria de Glenn Youngkin como gobernador de Virginia, serio revés para el Partido Demócrata.

Hechosdehoy / Arturo Vázquez

Importantes elecciones estatales y locales en Estados Unidos con varios focos de especial atención:

– La elección de gobernadores en New Jersey y Virginia.

– Los comicios para las alcaldías de Nueva York, Boston y Seattle.

– La votación por la reforma policial en Minneapolis y Minnesota.

– Las elecciones especiales al Congreso en Ohio y Florida.

Especialmente el Partido Republicano recuperó el puesto de gobernador en el estado de Virginia con la victoria de Glenn Youngkin. Ha sido un doloroso revés no sólo para el Partido Demócrata sino también para el propio presidente Joe Biden.

En general, estas elecciones se han convertido en el primer test en las urnas para el presidente desde que llegó a la Casa Blanca. Miden por lo tanto la actitud de los estadounidenses de cara a las elecciones legislativas de 2022.

El Partido Republicano logró la estratégica posición del cargo de gobernador de Virginia. Fue un revés para el presidente Joe Biden porque hace casi un año ganó este estado a Donald Trump por diez puntos.

El republicano Glenn Youngkin es un empresario sin experiencia política que ha hecho de la influencia de los padres en las escuelas un tema central de su campaña. Se enfrentaba al demócrata Terry McAuliffe, quien ya gobernó el estado entre 2014 y 2018.

Glenn Youngkin aventajaba en 2,7 puntos al demócrata Terry McAuliffe. Atención por tanto al test de estos comicios de cara a las elecciones legislativas de 2022 en las que los demócratas temen perder sus mayorías en el Congreso.

Aunque la tendencia del voto en los últimos años ha sido en favor de los demócratas, en esta ocasión Virginia se decantó por un candidato republicano en un momento en el que el apoyo al presidente Joe Biden es discutido. Youngkin ha sabido convencer a su electorado centrando su campaña en propuestas para la educación.

En encuestas realizadas entre la población del estado, el 56 por ciento de los ciudadanos consultados desaprueban la gestión de Biden desde que accediese a la Casa Blanca en enero de este año. Un 43 por ciento sí ve con buenos ojos estos primeros meses del demócrata como presidente según la cadena CBS News.

Con el 95 % escrutado, Youngkin sumaba un 51 % con más de 1.655.000 votos, mientras que McAuliffe le seguía con un 48,3 % (1.570.000 votos) según The New York Times.

Donald Trump celebró la victoria de Youngkin. Sin embargo, Youngkin ha tratado de mantener cierta distancia con Trump para movilizar a sus seguidores. No ha querido asustar a los votantes republicanos tradicionales que se concentran en las zonas residenciales adineradas de los suburbios.

El descalabro de los demócratas no se quedó en la pérdida el puesto de gobernador. También perdió las posiciones del vicegobernador, ganada por la republicana Winsome Sears, y la del fiscal general, en la que se impuso Jason Miyares.

Los demócratas, sin embargo, parecen haber evitado el desastre total gracias a la Cámara Baja del Legislativo, donde el recuento aún sin finalizar parece arrojar un empate a 50 asientos, sin que exista un mecanismo para el desempate.

Los otros escenarios

– Los votantes de Minneapolis tienen en sus manos un referéndum para reorganizar la policía estatal tras el impulsó que tomó el caso del asesinato de Floyd. De modo que si gana el "sí" habrá una eliminación del número de policías, así como dividir el control del departamento renovado en el concejo municipal y el alcalde para darle un mejor contrapeso.

– Batalla en New Jersey por el cargo de gobernador. Phil Murphy busca la reelección como demócrata en un hito que no sucede desde 1977. Jack Ciattarelli, republicano y candidato por el cargo, marcó cierta distancia con Donald Trump. Realizó una campaña con el eje central de transparencia sobre la gestión de los impuestos.

Nueva York afronta el duelo por la alcaldía. El Partido Demócrata apostó por la carta de Eric Adams. Una campaña en base a su experiencia como excapitán de policía con reputación de trabajador serio y de haber impulsado las iniciativas de seguridad pública en la prevención de delitos.

Boston tiene elecciones con la progresista Michelle Wu frente a la moderada Annissa Essaibi George, actual concejala de la ciudad.

Buffalo supone un caso particular. La socialista demócrata Walton le ganó a Byron Brown, alcalde que estuvo en cuatro períodos, durante las primarias demócratas en junio. Vencer de nuevo a Brown, con un estilo progresista y de izquierda, la dejaría como la primera en más de seis décadas en ganar con esta línea política.

Atlanta tiene una competencia más abierta. 14 nombres estarán en la lista para reemplazar a la demócrata Keisha Lance Bottoms. El ex alcalde Kasim Reed, así como la presidenta del Concejo Municipal, Felicia Moore, más el concejal Andre Dickens en primera línea al final de la campaña. Situación complicada porque en caso de que nadie tengan el 50% de los votos más uno, como mínimo. En ese caso habría una segunda vuelta el último día del mes de noviembre.

Lecciones de unos comicios de peso

El Partido Demócrata ha juzgado mal el estado de ánimo de la nación. Aunque el Partido Demócrata está centrado en una vasta agenda de gasto social, el Partido Republicano está destacando temas que preocupan a los votantes de manera más inmediata:

1. Una economía lenta.

2. Altos precios de la gasolina.

3.  Artículos de primera necesidad caros.

4. Índices altos de criminalidad.

5. Preocupación sobre los derechos de los padres de influir en lo que se enseña en las escuelas. 

6.  Las preocupaciones se han visto exacerbadas por una pandemia prolongada. El presidente Joe Biden la declaró casi terminada en julio. Pero se disparó durante el verano en un nuevo golpe a la moral de una nación exhausta.

En Virginia, el candidato republicano Glenn Youngkin no solo triunfó sino que mostró a los republicanos de todo el mundo cómo ganar manteniendo a Donald Trump fuera del estado. Sólo  le permitió hacer incursiones en los suburbios perdidos por el Partido Republicano en las elecciones de 2018 y 2020.

Atención a que Biden sufrió un verano demoledor, incluida la retirada caótica de Afganistán que sacudió la confianza en su liderazgo. 

Aunque gran parte del mundo político y mediático del Partido Demócrata y de Washington está preocupado por las consecuencias de la insurrección del 6 de enero, los resultados del martes también pueden sugerir que los votantes están enfocados en amenazas más tangibles que la erosión de la democracia estadounidense.

El comentarista político de CNN y ex funcionario de la administración de Obama, Van Jones, declaró un "fuego de cinco alarmas" para los demócratas y dijo que el partido debe considerar un cambio de rumbo.

"Estos números son malos", dijo Jones. "Estos son nuestros votantes. Estos son votantes que vinieron a nosotros en 2018, vinieron a nosotros en 2020 y nos han abandonado en masa en dos estados que deberían estar en nuestra columna".

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú