1. Inicio
  2. Secciones
  3. España
  4. Susana Díaz y Pedro Sánchez, una crisis personal que desconcierta

INCÓGNITAS EN EL PSOE

Susana Díaz y Pedro Sánchez, una crisis personal que desconcierta

Sorprendente giro en el Partido Socialista, tras el mitin en Alcalá de Guadaíra, con el ambiente de frialdad a enemistad en la relación política de Susana Díaz y Pedro Sánchez.

Hechosdehoy / Hechos de Hoy / Lola Paredes
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

La crisis abierta en el Partido Socialista dejó de ser cuestión opinable para convertirse en manifiesta. Existe un divorcio político entre Susana Díaz y Pedro Sánchez. No se puede ocultar y de comidilla pasó a preocupación (ver en Hechos de HoyMohamed VI sigue la crisis de Andalucía y comicios en Ceuta y Melilla).

De una relación de apoyo inicial se pasó a decepción. Susana Díaz, al frente de le federación socialista más importante de España, admite ahora que se equivocó en sus apoyos a Pedro Sánchez. No gusta su estilo, ni su equipo, ni tampoco su gestión que se ve sin garra.

Susana Díaz no quiso un gran acto de masas, como pretendía Pedro Sánchez, para el mitin de ambos sino un espacio reducido. Esta decisión no gustó en el equipo de Pedro Sánchez que buscaba un acto masivo. Tampoco los gestos y palabras de frialdad, y cierto desdén. Frente a otros análisis que se pretenden desde los cuarteles generales del PSOE, la sede de Ferraz, Susana Díaz va estar muy pendiente en la tarde-noche del 24-M. Tendrá una mirada global. Buscará el partido más votado y los índices generales de las dos elecciones. La conclusión de todo ello puede llevarla a exigir un proceso de primarias en el PSOE y no dar por asentado el liderazgo de Pedro Sánchez.

En el PSOE preocupa la situación que ha estallado, y que se pudo visualizar con nitidez, de crisis personal entre ambos. No se entiende ni se justifica. Pero si Pedro Sánchez no logra un resultado contundente (en el el balance de las elecciones muncipales, y en el desenlace de las batallas políticas regionales, en los comicios autonómicos) tendrá como nueva rival a Susana Díaz. Es una cuestión que no agrada a Felipe González y que hace difícil, por el momento, una mediación entre ambos. 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú