1. Inicio
  2. Secciones
  3. Deportes
  4. Sergio Herrera paró un penalti a Rakitic en el 93´ y desató la locura en El Sadar
Sergio Herrara: muro

Sergio Herrara: muro, salvador y cerrojo. (Foto: @LaLiga)

EMPATE DEL SEVILLA

Sergio Herrera paró un penalti a Rakitic en el 93´ y desató la locura en El Sadar

El portero de Osasuna adivinó el lanzamiento de Rakitic desde los once metros para evitar la derrota en El Sadar en el minuto 93. Sergio Herrera se volvió un gigante. Tras despejar el disparo, atrapó también el cabezazo de Papu Gómez. Fue entonces cuando estalló la locura.

Hechosdehoy / Hechos de Hoy / UN / Ep / Samuel Murphy

La jornada 23

Viernes 4 febrero
Getafe – Levante. Muñiz Ruiz (C.Gallego) (3-0)

Sábado 5
Elche – Alavés. Melero López (C.Andaluz) (3-1)
Mallorca – Cádiz. Del Cerro Grande (C.Madrileño) (2-1)
Celta – Rayo Vallecano. Munuera Montero (C.Andaluz) (2-0)
Osasuna – Sevilla. Pizarro Gómez (C.Madrileño) (0-0)

Domingo 6
Valencia – Real Sociedad. Sánchez Martínez (C.Murciano) 14:00.
FC Barcelona – Atlético de Madrid. Gil Manzano (C.Extremeño) 16:15.
Real Betis – Villarreal. González Fuertes (C.Asturiano) 18:30.
Real Madrid – Granada. Mateu Lahoz (C.Valenciano) 21:00.

Lunes 7
Athletic Club – Espanyol. Martínez Munuera (C.Valenciano) 21:00

Victoria clara de un poderoso Elche. El Celta fue superior al Rayo Vallecano y le frenó. El Mallorca se impuso al Cádiz en duelo dramático. Y pinchazo del Sevilla en Pamplona con un empate que supo a amarga derrota.

Herrera, un gigante

El Sevilla dejó escapar la victoria ante Osasuna (0-0) en el tiempo de prolongación después de que Ivan Rakitic fallase un penalti -señalado tras la revisión del VAR– y da vía libre a Real Madrid para volver a abrir diferencias al frente de la tabla. Por su parte el Celta sacó un triunfo valioso como local (2-0) a costa de un resacoso Rayo Vallecano, en partidos de la jornada 23 en la Liga Santander.

En El Sadar, el equipo de Julen Lopetegui estuvo lejos de su mejor versión y solo en la segunda parte buscó con peligro la portería contraria. La noche comenzó torcida para un Sevilla que perdió a Lucas Ocampos en el calentamiento y a Montiel, a los cuatro minutos.

Ambos habían jugado con Argentina esta semana, prueba de la dureza del calendario, y fue Tecatito Corona quien ocupó el lugar del segundo. Otro futbolista que llegaba a Pamplona con tres partidos internacionales en su espalda. Además, Martial dejó sus primeros detalles de calidad como sevillista, pero no pudo estrenarse cara a gol.

El Sevilla, negado en el área rival, conjuró el empate como mal menor a sabiendas de que llegaría una ocasión en los últimos minutos. Y así fue. Tuvo que ser desde los 11 metros tras una patada de Manu Sánchez a Koundé en una jugada sin riesgo aparente.

El árbitro Pizarro Gómez no decretó la pena máxima en un primer momento, pero el VAR le llamó al orden para revisar la imagen en la pantalla. Sin dudarlo entonces, el colegiado madrileño señaló el punto de penalti y Rakitic cogió el balón como de costumbre. El croata eligió su lado de seguridad y lanzó con potencia.

Pero un inspirado Sergio Herrera -que voló con astucia- adivinó el lado y dejó a los andaluces sin esos tres puntos que les hubieran situado a solo uno del liderato cuando el reloj marcaba el minuto 93. Los navarros, por su parte, dan por bueno el empate y continuarán sin agobios en mitad de la tabla.

En Balaídos, el Celta logró tres puntos fundamentales para seguir acercándose a Europa a costa de un Rayo Vallecano que pagó cara su resaca copera. Los de Andoni Iraola, tras su histórico pase a semifinales, no pudieron contener el ritmo de los gallegos, sobre todo en la primera parte, cuando llegó el 1-0.

A los 12 minutos Brais Méndez aprovechó una salida en falso de Dimitrievski para controlar con el pecho y marcar de forma ajustada. El gol sentó muy bien a los del Celta, que dominaron por las bandas y continuaron generando peligro. Iago Aspas también intentó sacar tajada del cansancio de los rayistas, que perdieron por lesión a Unai López.

En la segunda mitad, los del 'Chacho' Coudet pusieron en riesgo su ventaja ante la valentía de un Falcao que se movió como pez en el agua en los metros finales. Suyo fue un centro que a punto estuvo de llevar a gol Sergi Guardiola, pero acabó en la cruceta. En ese momento, el Rayo Vallecano ya había encajado el segundo también en botas de Brais Méndez.

Un golazo de bandera, un taconazo exquisito que se coló por el palo más alejado ante la mirada de la defensa franjirroja. El gol fue definitivo para un Celta que pudo incluso marcar el tercero en el tiempo de descuento. Los celetes siguen al alza y el Rayo Vallecano, tras su éxito copero, ya acumula cuatro jornadas sin ganar.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú