1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. Sergey Lavrov se convierte en el nuevo hombre fuerte del Kremlin
Estados Unidos aceptó responder por escrito a lo pedido por Rusia. (Foto: ABC news)

Estados Unidos aceptó responder por escrito a lo pedido por Rusia. (Foto: ABC news)

DESPLAZA A LOS GENERALES

Sergey Lavrov se convierte en el nuevo hombre fuerte del Kremlin

A sus 71 años, Sergey Lavrov, el ministro de Exteriores de Rusia, ha desplazado a los generales para convertirse en el hombre clave en un momento de fuertes presiones sobre Vladimir Putin en Moscú.

Hechosdehoy / Juan-Fernando Dorrego Tíktin

Gran atención en las redes sociales a la crisis de Ucrania.

Sergey Lavrov, de 71 años, emergió en el crucial encuentro de Ginebra con Antony Blinken como el hombre clave en una compleja crisis geopolítica que ha desbordado en el Kremlin al mismo Vladimir Putin . Pese al profundo hermetismo tras las murallas del Kremlin sí se sabe que Vladimir Putin ha dejado totalmente en las manos de Lavrov la salida de una crisis que ahora causa desconcierto en Moscú.

Lavrov, nacido en Moscú, y con una larga carrera diplomática en la Unión Soviética y hoy en Rusia (la Federación de Rusia) habla ruso, inglés y francés.Y por su carrera diplomática, los idiomas dhivehi (el idioma oficial de Maldivas) y sinhala (el idioma oficial de Sri Lanka).

Tiene una hija, Ekaterina, graduada de la Universidad de Columbia. Vivió en la ciudad de Nueva York hasta el 2014. Actualmente se encuentra casada con el empresario ruso Alexander Vinokurov.

Lavrov es además -y resulta una cuestión esencial en esta crisis- un fanático de los deportes, principalmente del fútbol y en concreto del equipo Spartak de Moscú. Es decir, Lavrov es más europeo que eslavo o asiático. Y comprende que en esta crisis se puede perder, empatar o ganar. Y que, en todo caso, merece la pena buscar el fair play antes que la bronca,

Fundamentalmente, la crisis de Ucrania no entró en una vía de conversaciones o pactos sino de documentos escritos. En esencia Lavov ha pedido a Blinken, en el plazo de una semana, una respuesta por esctito a todo lo que ha planteado.

En su carrera de corredor de fondo, Lavrov ha mantenido conversaciones con Colin Powell, Condoleezza Rice, Hillary Clinton, John Kerry, Rex Tillerson y Mike Pompeo. Es decir, conoce muy a fondo los grandes perfiles de la política de Estados Unidos y los entresijos de Washington. 

Pero, en esta visión en profundidad, ha encontrado en Antony Blinken, el punto medio de un hombre a caballo entre Estados Unidos y Europa, muy profesional, y con una mirada que busca siemre puentes de diálogo y ángulos constructivos. Blinken es una persona que siempre mira a los ojos y escucha con paciencia. No interrumpe y contesta siempre de forma concreta y pausada a las preguntas que se plantean. Y si mo sabe o conoce la respuesta, ñp dice con toda la franqueza.

En esencia las cuestiones que están sobre la mesa (de una forma dramática, y no hay que olviarlo) son las siguientes:

1. La situación de Ucrania.

2. La expansión de la OTAN.

3. El espacio de la esfera de influencia de Rusia.

4. La renuncia expresa por parte de la OTAN de invitar a Georgia y Ucrania a una adhesión formal.

5. La paralización por parte tanto de la OTAN como de Estads Unidos de toda actividad militar en Europa del Este.

6. Paralizar el despliegue de batallones plurinacionales en rotaciones en Polonia y los países bálticos.

7. Retirar todas las fuerzas de Bulgaria, Rumania y de otros países excomunistas que se unieron a la Alianza después de 1997.

Fue una entrevista de hora y media en el marco de la Ginebra siempre plácida y elegante junto al lago Leman. Blinken y Lavrov informaron en conferencias de prensa separadas.

Blinken fue muy explícito al señalar las dos únicas opciones que tiene Vladimir Putin: “Elegir la diplomacia para la seguridad europea o un conflicto con consecuencias enormes”.

Lavrov dijo que esperaba que las “emociones” sobre Ucrania se calmasen, y aseguró que Rusia no representa una amenaza.

"No puedo decir aún si estamos o no en el camino correcto. Entenderemos esto cuando obtengamos la respuesta estadounidense, en papel, sobre todos los puntos de nuestras propuestas". sentenció.

En el símil futbolístico, Lavrov pensó, pero no lo dijo, que este partido lo ganó Rusia por 1-0 al imponer sus planteamientos por escrito.

Blinken en cambio fue elegante y preciso al destacar que fueron ”conversaciones, no negociaciones". Y avisó que informará a la Unión Europea, se reunirá con el presidente Joe Biden y el Consejo de Seguridad de la ONU antes de presentar sus "preocupaciones e ideas "a Rusia.

Por el momento se abrió una ventana de esperanza y confianza. A eso invitaba Ginebra. En cambio la mirada de los satélites sobre todas las fronteras que rodean a Ucrania es sencillamente aterradora.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú