1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. Robben arrolló a España, Peralta en segundo caos, y Chile ganó y sufrió

HUMILLACIÓN Y PALIZA

Robben arrolló a España, Peralta en segundo caos, y Chile ganó y sufrió

España podía haber ganado o perdido por la mínima. Pero cayó con estrépito (1-5) abriendo una crisis para Vicente del Bosque. México se impuso a Camerún (1-0) y Chile ganó a Australia (3-1).

Hechosdehoy / Samuel Murphy
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

La victora de Chile sobre Australia (3-1) cerró una jornada trepidante y dramática. Un gol de Beausejour en el 92 culminó el triunfo de Chile, que sufrió en la segunda parte por el empuje de Australia. Alexis y Valdivia adelantaron a Chile pero un cabezazo de Cahill puso el 2-1. Al final una victoria con sufrimiento pensando en próxima cita con España, un encuentro de máximo morbo y suspense.

Sucedió lo inimaginable. La teoría del cisne negro llegó también a la Copa del Mundo. Batacazo en las apuestas, de los gurús deportivos y la ilusión de millones de seguidores de España, La Roja, en Europa y América donde su estilo fascinó. La selección de fútbol de los Países Bajos la aplastó.

Si la Copa del Mundo arrancó con polémicas -el penalti que no fue de Croacia a Brasil pitado por el japonés Yuichi Nishimura-, el caos creció en el partido de México frente a Camerún (1-0). Peralta llevó al marcador la superioridad de México. También se sufrió porque el colombiano Wilmar Roldán anuló dos goles legales a Giovani por fuera de juego.

Si en el Grupo A las cosas están más claras, en el Grupo B comenzaron las cuentas tras el mazazo sufrido por España ante Holanda (1-5) y la victoria de Chile sobre Australia (3-1). La goleada abre un escenario difícil si al final hay triple empate a puntos. Si España gana a Chile y a Australia no está todo perdido. Si hay empate lo que cuenta es el golaverage general, después la cantidad de goles que ha marcado cada uno, y en tercer lugar los puntos sumados entre los equipos que sigan empatados tras utilizar las dos primeras variables.

Para Vicente del Bosque es una situación muy difícil porque fallaron todas las líneas y su dibujo táctico quedó destrozado. Nunca desde 2008, en la Eurocopa o la Copa del Mundo, España había recibido más de un gol. Pudo ser mucho peor pese a la paliza recibida (1-5)  con goles de Van Persie (2), Arjen Robben (2) y De Vrij.

En el dibujo de 4-2-3-1, más que un 4-3-3 con convicción, errores generales -como destacó Hechos de Hoy– con mala actuación de Iker Casillas pese a sus paradas. En la línea de centrales Piqué y Sergio Ramos quedaron barridos. En el pivote de delante, Sergio Busquets no se acopló. Por delante, Xavi no tuvo su fulgor. Y en el ataque en punta, Diego Costa no es la solución. Del Bosque puede replantear todas las líneas o no hacer nada. Si España hubiera perdido por la mínima, el daño sería menor. Pero el mazazo de una humillación tan severa puede agarrotar a La Roja que se mostró cansada y desgastada, sin convicción no coraje.

Vicente del Bosque dijo que "no es el momento de buscar culpables" aunque confesó que el equipo acabó "desbordado". "No es un momento feliz para nosotros, pero como deportista felicito a la selección holandesa. Nos ha desbordado. El equilibrio que habíamos mostrado en el primer tiempo se rompió y Holanda nos desbordó en la segunda", fue su análisis.

Recalcó que no es momento de buscar culpables. "Culpables somos todos. Nos queda mirar para adelante y buscar la victoria ante Chile. La derrota no viene solo por la actuación de un solo jugador, sino la debilidad de todo el equipo", reflexionó. Y subrayó que "no podemos echar la culpa a nadie, y menos a Iker Casillas". Para Del Bosque, la clave del encuentro estuvo en el aspecto mental. "No es una cuestión de condición física, sino que fue el estado de ánimo", dijo con análisis certero.

"Me encuentro mal, desazonado, pero con el coraje de encajar una derrota. No hay que hundirse. El vestuario ha reaccionado muy bien. Somos un equipo de buenos profesionales, de buenos chavales, y no ha habido miradas acusatorias. Ha habido una conversación edificante, ha sido buena para nosotros", desveló.

Sobre los goles encajados no supo explicarlo. "No encuentro palabras. Nunca hemos tenido el sello de defensivo, pero siempre nos hemos manejado muy bien en ese terreno", sentenció. Fueron sólo diez minutos de valoraciones porque Del Bosque no pudo ocultar su abatimiento abriéndose grandes interrogantes sobre la respuesta de España. Chile puede pagar los platos rotos en lección de orgullo y coraje o ser el verdugo definitivo de España. La Roja contra La Roja es la prueba definitiva.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú