1. Inicio
  2. Secciones
  3. Espectáculos
  4. Nobel de Literatura para un autor humilde y valiente, Patrick Modiano

UN PEDIGRÍ

Nobel de Literatura para un autor humilde y valiente, Patrick Modiano

Nacido en Boulogne-Billancourt (1945) es un Premio Nobel para el escritor de culto (Un pedigrí, Anagrama), el ator que mejor ha retratado el espíritu de París después de Ernest Hemingway.

Hechosdehoy / Hechos de Hoy / Mario García
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

Si leyeron París era una fiesta de Ernest Hemingway, comprenderán el criterio para el nuevo Premio Nobel, el Nobel de Literatura, el más esperado por millones y millones de lectores por el morbo que siempre tiene su designación. Cuando llamaron de Estocolmo a Mario Vargas Llosa lamentó la broma de mal gusto. Luego, claro, un alegría fue infinita.

El reconocimiento del francés Patrick Modiano es a la vez el de París como la ciudad mágica -la capital del amor más romántico, la melancolía y la fuerza de los deseos-. También pone en valor a un autor de culto, que es a la vez humilde y valiente-. Retrató calles y plazas, las esquinas de Saint-Germain-des-Près, los cafés con estudiantes, el anochecer de la urbe entre luces seductiras y supervivientes del existencialismo, vagabundos con causa –clochards– …y también la Francia cobarde que se arrodilló ante Hitler. En Un pedigrí (Anagrama, el sello que tradujo en España su obra) contó el drama de su infancia, una historia de abandono y desamor. Es un autor que seduce, para leerlo sin aliento, devorando además mensajes que marcan.

Patrick Modiano (Boulogne-Billancourt, 1945) no constaba en las obligatorias y numerosas quinielas. Se trata de uno de los más influyentes narradores europeos contemporáneos, autor de obras como Dora Bruner o El café de la juventud perdida

Entre sus principales novelas, destacan también Calle de las Tiendas Oscuras, Los bulevares periféricos, La trilogía de la ocupación, Domingos de agosto, Viaje de novios, El rincón de los niños, Las desconocidas. Sus novelas -sucintas e intensas- refleja en testimonio lúcido y osado, de denuncia y aldabonazo que no cesa, de las horas cobardes en el régimen de Vichy y la ocupación nazi.

Es también el autor de la denuncia de la participación francesa en la persecución de los judíos, lo que fue la miseria del colaboracionismo. Son heridas que permanecen abiertas y sobre que el Nobel de Literatura se negó a guardar silencio.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú