1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. Multan con 30.001 euros a un cine por obligar a consumir palomitas de las suyas

El negocio de las palomitas en el cine. (anncapictures/pIXABAY)

MENUDO NEGOCIO

Multan con 30.001 euros a un cine por obligar a consumir palomitas de las suyas

Esto no incentiva la asistencia a ver las películas en la gran pantalla, cosa que; como todos saben va de mal en peor después de la pandemia y tras la irrupción de las grandes plataformas estrenando las películas en streaming.

Hechosdehoy / Luis Alberto Serrano
Etiquetado en:

Cuando voy al cine nunca compro palomitas. No porque no me gusten, sino por el precio abusivo con que nos las cobran. Este verano, mi hermana y las niñas veranearon acá y las llevé a ver “Barbie”. Como yo invitaba, mi hermana dijo “pues yo compro las palomitas”. No puede ser que le costaran más a ella esos millos explotados que a mí las entradas. No es de recibo y me indigno.

Yo, como director de cine, me enrabieto al pensar en todas las personas que han trabajado en la película y que van a cobrar menos que alguien que vende granos de maíz. Esto dicho con todo el respeto a los productores de maíz, por supuesto. A mí me gustan más los nachos mexicanos que algunas de las películas que veo.

El Instituto Vasco de Consumo ha multado a las salas Yelmo con una sanción de 30.001 euros por la prohibición del consumo de comida en sus sales de productos que no se hayan comprado en la propia sala de cine. Y ahí la tenemos. A un matrimonio con dos hijos se le hace un mundo pagar las entradas para ir al cine. Ya, si les compras palomitas a los críos hace que solo puedas ir una vez cada dos meses. Y eso, si tienes nómina fija.

Esto no incentiva la asistencia a ver las películas en la gran pantalla, cosa que; como todos saben va de mal en peor después de la pandemia y tras la irrupción de las grandes plataformas estrenando las películas en streaming.

Como la cadena distribuidora ha presentado un recurso a la sanción, no tiene carácter firme. Pero eso no impide, tan de moda que está ahora, a que yo inicie mi juicio mediático paralelo para protestar. Y es que, como dicta la sentencia, al prohibir entrar comida de fuera y obligar a consumir la de la sala de cine, están incumpliendo las funciones de los permisos.

Lo que quieren decir con la sanción es, que una sala tiene permiso para exhibición de películas, pero no permisos para ejercer de restaurante. Que, a un kilo de maíz que en el mercado costaría, por ejemplo, 10 euros; le sacan un rendimiento, por lo menos, de 120 es una realidad cuantificable. Y el que los quiera pagar, que los pague. Yo no. Never in the life.


Mas noticias en: https://luisalbertoserrano.wordpress.com/finde-nius-3

Podcast: https://podcasters.spotify.com/pod/show/luisalserrano/episodes/Finde-Nius-95-19-11-2023-Multan-a-un-cine-por-obligar-a-consumir-palomitas-de-las-suyas-e2cq1eb

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú