1. Inicio
  2. Secciones
  3. Tendencias y Estilo
  4. Estudiantes como profesores: la clave de los intercambios para aprender un idioma

Los intercambios de conversación virtuales. (Foto: LingApp/Pixabay)

CONVERSACIONES VIRTUALES

Estudiantes como profesores: la clave de los intercambios para aprender un idioma

El potencial de los intercambios de conversación virtuales para mejorar habilidades lingüísticas y conectar culturas es real. Los estudiantes, que asumen el rol de profesores, mejoran la corrección de errores y el aprendizaje en un entorno de camaradería

Hechosdehoy / UOC / A. K.
Etiquetado en:

Nunca antes había habido tanto interés por aprender un idioma extranjero ni tampoco tantas posibilidades. Internet ha dado lugar a una gran variedad de herramientas para escuchar, leer o escribir en otra lengua. Pero, además, ha favorecido la aparición de plataformas donde los estudiantes pueden mejorar sus habilidades en el habla a través de intercambios de conversación virtuales. Busuu, con más de 70 millones de usuarios o Tandem, con más de 10 millones, aumentan sus cifras de registros cada año, sobre todo en idiomas como el inglés, el chino mandarín o el español. Se estima que el mercado de la educación en línea crecerá hasta los 325.000 millones de dólares en el 2028 y uno de los sectores más importantes de ese crecimiento se pronostica en el aprendizaje de lenguas.

Una investigación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), publicada en acceso abierto en la revista científica Studies in Second Language Learning and Teaching, destaca los beneficios de estos intercambios de conversación en línea entre estudiantes, así como su potencial para conocer también otras culturas.

El estudio, un análisis cualitativo de conversaciones reales entre estudiantes de inglés y español, pone de relieve que el hecho de que los alumnos asuman el rol de profesores resulta ventajoso, ya que facilita las correcciones entre los participantes. Según se observó, cuando aparecían digresiones lingüísticas en las que la conversación derivaba hacia los aspectos más técnicos del lenguaje, tales como explicar un nuevo término, el clima de camaradería que se creaba ofrecía un entorno seguro y favorecía la corrección de los errores y el aprendizaje.

“Los intercambios virtuales ofrecen grandes beneficios, ya que se adaptan al tiempo y el ritmo de cada uno, y permiten una gran flexibilidad”, explica la investigadora del estudio y miembro del grupo TechSLA Lab de los Estudios de Artes y Humanidades de la UOC, Laia Canals, “pero, para poder aprovechar bien esta metodología de práctica oral auténtica, es necesario que los profesores dispongan de más material y de unidades didácticas ya preparadas que puedan usar para distintos niveles, contextos e idiomas”.

Plataformas para aprender un idioma y comprender otra cultura

Canals, que organiza en la UOC un programa de intercambios para diferentes niveles de inglés dirigido a mejorar las habilidades conversacionales de los alumnos, destaca que la disponibilidad de recursos fomentaría el uso de esta metodología por parte de los profesores de idiomas. “En este momento les supone una carga de trabajo importante que les puede desanimar”, explica.

En Europa hay plataformas interesantes parar conectar a profesores y estudiantes de diferentes universidades o programas educativos. Dos de las más destacadas son eTwinning, que pone en contacto a profesores y estudiantes a través de una plataforma virtual y distintas herramientas web, y UNICollaboration, destinada sobre todo a gente joven.

Otra aplicación, Soliya, tiene un objetivo más ambicioso, pues conecta a estudiantes universitarios de diversos países para que, además de practicar un idioma a través de conversaciones, puedan también mejorar su conocimiento de diferentes culturas. La aplicación propone temas relevantes de la vida como la religión o las costumbres locales para que los alumnos debatan entre sí y comprendan otros puntos de vista.

Intercambios en países en vías de desarrollo

Los intercambios de idiomas virtuales son una tendencia cada vez mayor en los países desarrollados, pero este auge todavía no ha llegado a aquellos en vías de desarrollo. Para Canals, las nuevas investigaciones deberían examinar las causas detrás de este avance tan lento en las naciones en vías de desarrollo —los problemas de acceso a la tecnología, culturales, etc. “Sería bueno ver cómo se podría incluir a estos países”, señala, “e intentar buscar soluciones para potenciar los intercambios de este tipo en otros contextos, en otras latitudes, y en otros idiomas, quizá más minoritarios”.

Como muestra la investigación de la UOC, el aprendizaje de idiomas se podría beneficiar enormemente de los intercambios virtuales y las aplicaciones de intercambio de idiomas. Conocer cómo se relacionan los participantes y de qué manera aprenden es, por tanto, necesario para crear mejores situaciones de aprendizaje y aprovechar al máximo su potencial.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú