1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. En España, una persona (árbitro) pide disculpas

Todos nos merecemos una segunda oportunidad si con la primera hemos aprendido la lección. (Foto: Pixabay)

SEGUNDA OPORTUNIDAD

En España, una persona (árbitro) pide disculpas

El "mea culpa" del árbitro del VAR del Cádiz-Elche me parece el ejercicio más honesto que le veo a alguien en España en mucho tiempo en el que pedir perdón no es un deporte nacional.

Hechosdehoy / Luis Alberto Serrano
Etiquetado en:

Se me hace raro oír a alguien pedir disculpas por hacer mal su trabajo y creo que eso merece que le dedique unas palabras, porque las únicas disculpas que se ven en este país tan “nuestro” es cuando has hecho públicas unas declaraciones y los “ofendiditos” salen a las redes sociales a crucificarte. En ese caso, les pides perdón y te los quitas de arriba.

Yo, lo primero que diré es que el VAR (Video Assistant Referee) de los partidos de fútbol ha aportado seguridad a los árbitros. Ahora no hay errores de apreciación. La repetición de las jugadas hace que árbitro decida acciones relevantes con conocimiento y con tomas desde distintos puntos de vista. Esto genera menos errores en los partidos. Pero se le está exigiendo una exactitud encomiable, dado que fue lo que nos vendieron cuando se instauró.

Y, no, a veces falla. Eso le pasó a Iglesias Villanueva, árbitro VAR del partido Cádiz-Elche. Ganando el equipo gaditano por 1-0, el ilicitano marcó el gol del empate en un evidente fuera de juego que no vio ni el árbitro, ni el juez de línea ni el árbitro VAR sobre el que cayó toda la responsabilidad de que el partido terminara en empate cuando lo justo hubiera sido la victoria cadista.

Esto obligó a publicar una carta por parte del árbitro VAR que asumió su error. Muy sentida. Me gustó el lenguaje empleado para entonar el “mea culpa” y solicita el perdón de los aficionados del Cádiz. Me parece el ejercicio más honesto que le veo a alguien en España en mucho tiempo en el que pedir perdón no es un deporte nacional.

Disculpado, señor colegiado, después de que pague la sanción que le correspondió (lo que en fútbol llaman “mandar a la nevera”) vuelva a hacer su trabajo y esmérese en que no vuelva a pasar, que todos nos merecemos una segunda oportunidad si con la primera hemos aprendido la lección.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone

ARCHIVO DEL AUTOR

Menú