1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. El tercer paso de Ana Botín tras cambiar el consejo y la gestión del Santander

CUATRO MESES INTENSOS

El tercer paso de Ana Botín tras cambiar el consejo y la gestión del Santander

El Santander volvió a cotizar con una caída del 10% tras la ampliación. Aumentó capital para aprovechar oportunidades de crecimiento orgánico. Ana Botín lo explicó a los empleados.

Hechosdehoy / José Vidal
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

La primera semana completa del IBEX 35 acabó con una iniciativa rápida y de nuevo audaz del presidente del Banco Santander, Ana Patricia Botín, Ana Botín. Amplió capital en 7.500 millones para crecer. Redujo en dos tercios el dividendo de 2015. Y dio más peso al pago en efectivo.

En un escenario externo muy abierto –Grexit (el debate sobre una Unión Europea y Eurozona sin Grecia; la crisis del rublo ruso; el retroceso del euro frente al dólar; y la convulsión en el precio el petróleo, las notas que ha destacado Hechos de Hoy-, nuevo golpe de timón de Ana Botín al frente del Banco Santander.

En apenas cuatro meses de máxima gestión tras la sucesión de su padre, Emilio Botín, anunció un giro estratégico. Cerró una ampliación de capital de 7.500 millones. Paralelamente, reducirá en dos tercios su dividendo con cargo a 2015, aunque elevará el peso de los pagos en efectivo.

Ana Botín quiso así reforzar al Banco Santander y potenciar su negocio en un entorno de recuperación económica. La ampliación, liderada por Goldman Sachs y UBS, se ha dirigido exclusivamente a inversores institucionales, a los que el banco ha ofrecido un descuento del 10%. A destacar el liderazgo de Ana Botín en la gestión del Banco Santander que se prepara para la nueva etapa económica de comienzo del crecimiento.

En el análisis financiero, la ampliación culminó con rapidez y éxito con notas positivas: la ratio de capital de máxima calidad pasa del 8,3% al 10%, y da confianza adicional sobre la solvencia. A la vez la política de dividendos vuelve a la ortodoxia, con un pay-out (la parte del beneficio que se destina a retribuir al accionista) aproximado del 40% en 2015.

Ana Botín actuó en varios planos. En su gestión, que ejecuta en pasos muy firmes y rápidos, ha redefinido la prioridad del dividendo defendida por su padre, y ha clarificado la política de capital y dividendo de la entidad en la nueva etapa. Es decir, actuó con una estrategia de definir posiciones ante el cambio de ciclo económico. También respondió de una vez al conjunto de analistas que reiteraban que un cambio en la estrategia del dividendo era preciso.

La rapidez de la operación mostró de nuevo la confianza en la economía española, en el Banco Santander, y en la nueva etapa abierta en la entidad con el cambio en la presidencia, el consejero delegado, miembros clave del equipo gestor y el gobierno corporativo.

Esta macroampliación fue liderada y asegurada por Goldman Sachs y UBS. En una operación que es de luces largas en su valoración. Ana Botín siempre dejó al costado medidas cortoplacistas. Hay que subrayar la opción elegida  de formato acelarado. Se alcanzó el nivel de capital adecuado en un sólo día. El objetivo de Ana Botín es desde luego, actuando a la vez muy rápido, el de la serenidad y la dedicación plena para centrarse únicamente en la gestión y el crecimiento del negocio.

El legado de Emilio Botín

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú