1. Inicio
  2. Secciones
  3. Deportes
  4. El Real Madrid roza el ridículo ante el Betis y el Málaga destroza al Valencia

GANAN VALLADOLID Y RAYO

El Real Madrid roza el ridículo ante el Betis y el Málaga destroza al Valencia

Un gol de Beñat mató a los de Mourinho, descosidos y sin patrón con lo que ofrecen la Liga en bandeja al FC Barcelona. En otras épocas por menos se cesaba al entrenador.

Hechosdehoy / Hechos de Hoy
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

El Rayo Vallecano derrotó al Mallorca (2-0) en el Estadio de Vallecas, en el primero de los cinco partidos del sábado, donde el equipo local se llevó los tres puntos gracias a una memorable actuación de Leo Baptistao, autor del primer gol y arquitecto del segundo.

El Málaga se lució ante un Valencia impotente. Los boquerones siempre fueron superiores a su rival, que careció de personalidad en el campo. Por su parte, el Real Madrid de Mourinho encajó una derrota en el Benito Villamarín que le infligió el Betis de Pepe Mel.

Finalmente, el Valladolid de Djukic consiguió sumar los tres puntos gracias a un solitario tanto de Manucho, y cerrar así la negativa racha de tres jornadas sin alzarse con la victoria, a costa del Granada de Anquela. Y Real Sociedad y Osasuna empataron a cero.

El Málaga se ha impuesto con autoridad al Valencia por 4-0 en un gran encuentro de Portillo que marcó un gol y asistió a Saviola en el segundo, y de Isco que marcó ante su exequipo; por lo que los de Pellegrini se colocan cuartos en la clasificación, a expensas de lo que haga el Levante este domingo.

El FC Barcelona se frota las manos

El Real Madrid hincó la rodilla ante el Betis (1-0). Los pupilos de Mourinho ofrecieron una de sus peores versiones, alejados de la efectividad del pasado curso e inmensos en una profunda distancia respecto a su archienemigo por excelencia. Ya acumulan cinco derrotas en lo que va de temporada y podrían finalizar la jornada a 11 puntos, una distancia considerable teniendo en cuenta el índice de efectividad culé.
 
El Madrid ofreció una pobre versión y, también, la Liga al Barcelona. Lo peor para Mourinho es que este sábado no hubo un Rocci de turno, pese a que insistiese en la rueda de prensa. En épocas no tan lejanas se hubiera reclamado la destitución del técnico, pero ahora las cosas han cambiado en la Casa Blanca. Mourinho, que abandonó el Villamarín ovacionando a la afición bética, no tiene un patrón de juego, no define a su equipo hacia una dirección más allá de las excusas cuando el marcador le da la espalda.

El Betis fue mejor en la primera mitad, sobre todo tras el gol de Beñat, uno de los mejores del partido. El internacional vasco, con un disparo cruzado, batió a Casillas al cuarto de hora y apagó la ira de la afición verdiblanca, aún escocida por la dolorosa derrota en el derbi del pasado domingo.

Los blancos, que no habían estado mal hasta el gol, se diluyeron por completo, sin la capacidad para conectar entre el centro del campo y los jugadores más adelantados. Benzema, fuera de sitio; y Cristiano Ronaldo, desconocido, parece afectado por su desapego con la portería contraria. No había fútbol, sólo balones lejanos que no tenían escrito el destinatario.

Tras el descanso, Mourinho agitó su estrategia y dejó Özil en la caseta, al igual que Khedira. Pero sus sustitutos, Kaká y Modric, no estuvieron a la altura. El brasileño juega un compás por debajo del resto y el croata, con dosis de talento, no correspondió colectivamente en todo el partido. Un duelo que tuvo fueras de juego mal señalados en uno y otro bando. Fútbol, a fin de cuentas.

Di María, que también dejó su sitio a Callejón, lo intentó antes de ser reclamado por el técnico portugués; y Benzema -a la hora de partido- no acertó a rematar un centro de Cristiano que se paseó por la meta de Adrián, seguro en los lanzamientos lejanos.

Con los blancos -hoy de azul- a la contra y Sergio Ramos de mediapunta, el bético Salva Sevilla estuvo cerca de colocar el segundo en una acción escorada en la banda izquierda. Restaban 10 minutos y la impaciencia del Real Madrid era evidente. Todo sonreía a un FC Barcelona que ya se frota las manos. Si los de Tito Vilanova ganan al Levante, la distancia se haría infinita para un Real Madrid que no trasmite buenas vibraciones. Esta vez, ni los números dan la razón a su entrenador.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú