1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. La Crónica Francesa, lo último de Wes Anderson sobre el periodismo
Todo al detalle en La Crónica Francesa. (Foto: Searchlight Pictures)

Todo al detalle en La Crónica Francesa. (Foto: Searchlight Pictures)

SOLO EN CINES

La Crónica Francesa, lo último de Wes Anderson sobre el periodismo

Tras El gran hotel Budapest y antes de desembarcar en Chinchón (Madrid) con sus estrellas habituales como Bill Murray o Tilda Swinton, el cineasta texano eligió en Francia para rendir homenaje a The New Yorker.

Hechosdehoy / Rick Blaine

Este viernes ha llegado a las salas de cine españolas la nueva película de Searchlight Pictures, escrita y dirigida por Wes AndersonLa Crónica Francesa Del Liberty, Kansas Evening Sun. Después de El gran hotel Budapest y antes de desembarcar en este 2021 en Chinchón (Madrid) con sus estrellas habituales como Bill Murray o Tilda Swinton, el cineasta texano eligió en este caso Francia, país en el que reside habitualmente para ubicar su un tanto disparatado filme. 

La Crónica Francesa es una carta de amor a los periodistas. Ambientada en la redacción de un periódico americano de expatriados en una ciudad francesa ficticia del siglo XX, Ennui-sur-Blasé, da vida a una colección de historias publicadas en la revista “The French Dispatch”.

El amor de Wes Anderson por toda una institución estadounidense como la revista The New Yorker, así como por sus escritores y artículos históricos, forman la base de la historia que cuenta La Crónica Francesa.

De alguna manera también es una utopía de ensueño de un mundo -el de los años 60, con el Mayo del 68, y el de los 70- en el que el trabajo del periodista todavía vale algo y en el que la publicidad solo juega un papel secundario frente a la libertad de expresión y la integridad periodística.

El reparto de la cinta incluye a Benicio Del Toro, Frances McDormand, Jeffrey Wright, Adrien Brody, Timothée Chalamet, Léa Seydoux, Tilda Swinton, Mathieu Amalric, Lyna Khoudri, Stephen Park, Owen Wilson y Bill Murray.  

En esta película, Wes Anderson sigue utilizando el humor y la atención al detalle con maestría para crear un mundo paralelo idealizado, aunque en esta ocasión se le ha ido un poco de las manos y la película a ratos se convierte en demasiado intensa al mezclar color con blanco y negro, animación con personajes reales y convertirlo todo en un cajón de sastre. Pero ya se sabe, Anderson tiene fans incondicionales y detractores a partes iguales. 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú