1. Inicio
  2. Secciones
  3. Salud
  4. Especial investigación médica
  5. Combatir la dermatitis atópica y el cáncer de piel en el proceso para regenerar la piel

LA DIFERENCIACIÓN REAL

Combatir la dermatitis atópica y el cáncer de piel en el proceso para regenerar la piel

Descubrieron uno de los eslabones claves, un nuevo mecanismo que regula la diferenciación de las células que integran la epidermis, los queratinocitos.

Hechosdehoy / UN
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

A la hora de formarse la piel humana llegan a intervenir todo tipo de elementos bioquímicos que aún son desconocidos, aunque son totalmente relevantes ya que son los responsables de causar enfermedades que afectan a más de la cuarta parte de la humanidad desde la dermatitis atópica a los cánceres de piel.

Actualmente, un estudio elaborado por un grupo de investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) dio un paso más allá para dar con el proceso al mismo tiempo que descubrió uno de los eslabones claves en su origen. Se trata de un mecanismo que regula la diferenciación de las células que integran la mayor parte de la epidermis, los queratinocitos.

Asimismo, también describieron que dicho mecanismo podría llegar a estar implicado en el desarrollo del cáncer de piel. En concreto, los autores cuyo trabajo se publica en Genes & Development identificó la proteína Fra-2, como elemento clave en la diferenciación de los queratinocitos: si Fra-2 no está activada no hay diferenciación y por tanto la piel no termina de formarse.

Los queratinocitos humanos viven alrededor de un mes, y en ese periodo pasan por toda una serie de cambios relacionados con las distintas funciones que llevan a cabo duante su viaje, desde la capa de la epidermis donde nacen, hasta la superficie con la que nuestro cuerpo toca el exterior.

Dicha evolución la ha llamado diferenciación y tal y como explican los investigadores y autores del estudio“en la epidermis, la inducción de la diferenciación de los queratinocitos es esencial para la adquisición de la función de barrera de la piel, así como para la estabilidad del tejido”.

Hay que recordar que en los últimos años se consiguieron desentrañan las señales bioquímicas implicadas en las transformaciones de los queratinocitos y por ende en la formación de la epidermis. Hoy se sabe que el proceso está dirigido por una plétora de genes localizados en el llamado Epidermal Differentiation Complex (EDC).

El trabajo muestra que Fra-2, es uno de esos factores de transcripción, cumple un papel regulador clave. “Con la ayuda de modelos específicos de ratón demostramos que con la expresión de Fra-2 en los queratinocitos inducimos también la expresión de los genes en el EDC”, explicaron.

“Por el contrario, basta la pérdida de Fra-2 en los queratinocitos de la capa suprabasal para provocar defectos que impiden el correcto funcionamiento de la piel como barrera, debido a que se ha reducido la expresión de los genes EDC. Se halla incluso una posible relación con el cáncer”, continuaron explicando.

“También queremos estudiar si la inhibición de Ezh2 puede ser una estrategia terapéutica valiosa contra las enfermedades de la piel relacionadas con fallos en la diferenciación de los queratinocitos”, concluyeron.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú