El homenaje de Arturo Pérez-Reverte a Julián Marías. (Foto: @RTVE)

ESPECTÁCULOS

Arturo Pérez-Reverte desvela los secretos de su estrecha amistad con Javier Marías

Luto en el mundo de la cultura. Un gran impacto en España y a nivel internacional de la súbita muerte de Javier Marías a los 70 años de edad en Madrid. La enorme tristeza de Arturo Pérez-Reverte.

Hechosdehoy / UN / O. R. Ferreiró
Etiquetado en:

El escritor, Arturo Pérez-Reverte, recordó en la Cadena Onda Cero, en el programa Más de uno, a su amigo y compañero Javier Marías, con el que compartía aficiones y una manera similar de comprender el mundo. “Aunque hicimos vidas muy diferentes y libros muy diferentes, nos unía ese recuerdo infantil y juvenil”.

Javier Marías, nombre principalísimo de la literatura en español de los últimos cuarenta años, murió en Madrid debido a una neumonía por la que llevaba más de un mes ingresado en el hospital. Marías, además de ser un novelista, traductor, editor y articulista, siempre fue un eterno candidato al premio Nobel del Literatura.

Tras su muerte, su compañero y amigo, Arturo Pérez-Reverte, publicó un tweet diciendo: “que Javier Marías haya muerto sin el premio Nobel le quita mucha categoría al premio Nobel”. En Más de uno, Arturo Pérez-Reverte insistió en ello. “Era nuestro Premio Nobel, para mí siempre lo fue”.

Marías, sin embargo, era muy enemigo de distinciones. “Tenía esa timidez mezclada con orgullo que le impedía aceptar premios, pero el Nobel estoy seguro de que lo hubiese aceptado”, apuntó Arturo Pérez-Reverte.

Javier Marías dudaba siempre sobre lo que escribía.

Durante una conversación entre Marías, Pérez-Reverte y Vargas Llosa, hablaron sobre sus lecturas comunes y anécdotas de su convivencia como académicos de la RAE. Uno de los temas giró en torno a la inseguridad de Javier Marías sobre todo lo que escribía, pues nunca se mostraba convencido del todo.

“Era un agonías”, recuerda Arturo sobre esas dudas; “era su manera de quitarse importancia”.

Nunca perdió la capacidad del niño de mirar, sorprenderse y jugar
Entre sus virtudes, además de su destacado sentido del humor y su talento, “guardaba una especie de inocencia e ingenuidad casi infantil, no había perdido la capacidad del niño de mirar, de sorprenderse y de jugar”.

Para Pérez-Reverte, ese era uno de los motivos por los que eran tan amigos: “El Javier más entrañable y adorable era cuando salía el niño que había sido y que seguía siendo”.

Entre las muchas anécdotas que compartían Marías y Pérez-Reverte está que este último le proveía de armas a Javier Marías.

“Todo empezó por una broma”, recuerda el escritor sobre una conversación durante una cena en el restaurante Casa Lucio de Madrid. Javier Marías le comentó que nunca había tenido ningún tipo de arma y Arturo, por su parte, se comprometió a regalarle una distinta. “Cogí la afición de que cada Navidad le regalaba un arma. Un día fui a su casa con una ametralladora debajo de la gabardina y él no sabía qué hacer con ella”, comentó Pérez-Reverte entre risas.

Tras la muerte de su amigo, que cumpliría pronto 71 años, Arturo guarda los mejores recuerdos de quien fue un gran amigo y una persona llena de valores. “Nos queríamos mucho y ese fue un recuerdo muy entrañable, el del arsenal que le fui regalando a lo largo de los años y que él no sabía que hacer con ello”.

Noticias relacionadas:

El desnudo integral de Emma Thompson en “Buena suerte, Leo Grande”
Beyoncé con Renaissance rinde homenaje al house, la música disco y el afrobeat

Otras noticias:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú