1. Inicio
  2. Secciones
  3. Radar latino
  4. Ana Jara Velásquez, desnuda por Humala ante la ambición de Keiko

EL ACOSO INJUSTO

Ana Jara Velásquez, desnuda por Humala ante la ambición de Keiko

Dura batalla política en Lima contra la primera ministra. Tachó de injusta y desleal la moción de censura, y defendió su gestión para destapar las prácticas ilegales del servicio secreto (DINI).

Hechosdehoy / Ignacio R. Ferreira
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

Con valentía, la presidenta del Consejo de Ministros, la primera ministra Ana Jara Velásquez asumió su soledad en el Congreso de la República del Perú en la refriega política de los servicios secretos, la DINI, la Dirección Nacional de Inteligencia.

Antes de la votación de la moción de censura reiteró que "se sabe que estas prácticas antidemocráticas datan de gobiernos anteriores" -66 votos del total de 130 es la frontera del éxito de las maniobras contra ella- .

Los partidos de los expresidentes Alberto Fujimori y Alan García, junto con el Partido Popular Cristiano-Alianza para el Progreso (PPC-APP), presentaron la moción de censura tras considerar insuficientes las explicaciones de la primera ministra al Congreso el pasado 20 de marzo.

Este escándalo sugió ante las revelaciones de espionaje del DINI de forma masiva. Afectó incluso a la mayoría de los congresistas, la propia primera ministra, el expresidente Alejandro Toledo y el actual ministro de Defensa, Pedro Cateriano.

La DINI permanece bajo bloqueo desde el 1 de marzo por orden de Ollanta Humala. El presidente ordenó una amplia reestructuración por las denuncias de espionaje a miembros de la oposición. Se sabe que este espionaje masivo se realizó desde el mandato de Alejandro  Toledo (2001-2006) y siguió en la presidencia de Alan García (2006-2011).

Ana Jara Velásquez mostró la injusticia de esta persecución. "Ha habido ministros con formación militar que se pusieron de perfil frente a esta realidad, y a ellos sí hay que creerles cuando dicen que no sabían de esta situación, pero a Ana Jara sí hay que crucificarla”, lamentó.

"No me voy a sentar sobre la leche derramada. Soy una mujer de pantalones y soy mujer de retos, y si esta jauría de sinvergüenzas, que debe haberlo, como existe en todas partes, estuviese enquistada en la DINI, pues se tendrá que ir", sentenció. Rechazó además presentar su dimisión por las denuncias de seguimiento y rastreo contra la Dirección Nacional de Inteligencia.

Sin duda este operación contra una primera ministra eficaz y brillante se enmarca en las grandes maniobras políticas ante las elecciones presidenciales de 2016. Lo confirmaron analistas a Hechos de Hoy. Buscan asentar a Alan Garcia y Keiko Fujimori como los protagonistas del próximo duelo presidencial. Quienes movieron sus hilos piensan que Ana Jara Velásquez es rival a eliminar precisamente por la talla política demostrada.

Ha sido ella quien ha impulsado las reformas políticas y logrado avances valiosos en la regeneración política tan necesaria en Perú. Lo sorprendente en esta escena política de Lima ha sido la frialdad, y la ambigüedad, mostrada por Ollanta Humala y Nadine Heredia a la hora de su defensa.

Una gestión eficaz

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú